Jóvenes de Cuautitlán desafían la gravedad en cada salto

Espacios públicos son lugar donde practican la disciplina
Acrobacias captadas en la Concha Acústica. Fotografía de Juan Manuel Barrera
07/06/2015
01:21
Juan Manuel Barrera
-A +A

Cuautitlán, Méx.— Jóvenes del municipio desafían la gravedad y convierten espacios públicos en campos de entrenamiento, quienes practican el parkour, disciplina militar que consiste en desplazarse de un punto a otro con acrobacias.

“Es moverse de un punto A a un punto B usando los movimientos naturales del cuerpo, de manera rápida y fluida”, aseguró Josué Alejandro Chaparro, de 17 años de edad.

José Manuel Montelongo, de 19 años, relató que el parkour (el arte del desplazamiento) surge en Francia, en la década de los 80 y su fundador es David Belle, cuyo padre militar le enseñó dichos movimientos.

La concha acústica de Cuautitlán Izcalli, ubicada frente al palacio municipal, es punto de reunión semanal de adolescentes y jóvenes que practican la actividad, algunos de ellos son acompañados por familiares.

“Es una disciplina que se ve como deporte, porque los movimientos que hacemos requieren preparación física antes, calentamiento, estiramiento, ejercicios de fuerza. Es una tarea que debe ser constante para alcanzar logros”, afirmó Montelongo Barrón.

Isaac Emmanuel Gámez, de 18 años, dijo que hace unos seis años un grupo de jóvenes, Evolución Genética, inició dicha actividad en la concha acústica de Cuautitlán Izcalli. Ahora se reúnen hasta 30 adolescentes y jóvenes, incluidas algunas mujeres.

Christian Navarro, de 17 años, afirmó: “Lo que para las personas es un parque, para nosotros es un campo de entrenamiento. Donde sea, siempre y cuando tengamos la imaginación de hacer las cosas. Entonces elegimos este lugar porque aquí hay muchas bardas y nos ayuda a entrenar más, nuestros saltos y todo eso, pero en general puedes hacerlo en cualquier lado”.

Los jóvenes efectúan saltos y otras acrobacias para ir de un lado a otro, librando los obstáculos del camino. A veces realizan saltos mortales o avanzan contrario a la lógica. Sin temor.

Los jóvenes afirmaron que en ocasiones son agredidos por autoridades y ciudadanos, que los acusan de destruir los espacios públicos.

“Que la gente lo vea de buena manera, que no lo vea como que somos chavos que van y ensucian sus bardas o que nada más vamos a molestarlos. Que lo vean como algo bueno para nosotros, los jóvenes”, detalló Gámez García.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS