Vecinos piden no estigmatizar la colonia

Habitantes del edificio donde ocurrió el multihomicidios prevén reforzar los requisitos para la renta de los departamentos (FERNANDO RAMIREZ. EL UNIVERSAL)
06/08/2015
00:49
David Fuentes
-A +A

[email protected]@eluniversal.com.mx

La familia Ruiz Hernández nunca había estado tan cerca de la muerte, por años pensaron que el Distrito Federal era un lugar alejado totalmente de los homicidios, la delincuencia organizada y aquellos temas que sólo ocurrían en el norte del país, o más recientemente en los estados de Michoacán, Guerrero y Morelos; pero la perspectiva cambió, ahora piden quefotógrafos y reporteros no acudan al lugar, para evitar que la zona quede con estigma del multihomicidio.

Ayer, amigos y familiares de Yesenia Quiroz, Nadia Vera y Rubén Espinosa acudieron al exterior del edificio donde fueron asesinados, en la colonia Narvarte, y colocaron una ofrenda con veladoras, flores y fotos de las víctimas, así como cartulinas a manera de protesta por los homicidios.

Colocaron cartulinas con consignas hacia el gobernador de Veracruz, Javier Duarte; lo acusan de acosar este mismo año al fotoperiodista, “las autoridades quieren desviar la investigación, pero sabemos que el gobernador es un represor y éstas son las consecuencias de protestar contra él, no es la primera vez que lo hace y estamos seguros que no será la última.

“Estamos pendientes del desenlace de la investigación, exigimos justicia y detalles a fondo del crimen, quieren decir que se trata de un robo, pero nosotros sabemos que Nadia y Rubén no tenían dinero, apenas estaban saliendo adelante, entonces no entiendo qué les pudieron robar”, comentó Daniela, activista social.

En los 20 años que la familia Hernández lleva radicando aquí, sólo habían sido víctimas de la delincuencia común, como robo de celulares y alguna vez de autopartes, nada grave; de hecho ni si quiera los atracos fueron con violencia, por lo que no conocen ningún tipo de arma ni saben distinguir detonaciones de éstas. La mañana del sábado el movimiento policiaco los despertó y tomó por sorpresa.

Raquel, como pidió ser identificada por temor a represalias y, sobre todo, por órdenes de los agentes investigadores de la PGJDF, vive con su familia en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, donde fue encontrado muerto el fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres más, acto que nunca sospecharon ocurriría cerca de ellos.

“Es algo horrible, nuestra familia es muy trabajadora y tratamos de mantenernos al margen de todo tipo de problemas; para nosotros esto es nuevo, las preguntas de los policías, la investigación, que llegue gente a tomar fotos del edificio, a querernos entrevistar, que la policía entre a tu casa, todo es muy incómodo.

“Estamos temerosos porque no sabemos si confiar o no en los policías, preguntan muchos detalles que nosotros no sabemos y cuestionan entonces o dan a entender si sabemos algo o estamos protegiendo a alguien”, narra la mujer, quien dice que desde el incidente sus familiares, amigos y conocidos han preguntado qué pasó en realidad, algo a lo que no tiene respuesta porque no escucharon nada.

Por otro lado, se dio a conocer que Yesenia Quiroz era pariente en segundo grado del ex gobernador interino de Michoacán, Jesús Reyna García, confirmó un colaborador del ex funcionario, que permanece preso acusado de delincuencia organizada.

De acuerdo con la fuente, no había una relación cercana o directa entre la joven y la familia de Reyna García, ya que Yesenia radicaba en Mexicali desde hace mucho tiempo y no se frecuentaban.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS