Dictamen sobre derrumbe en Cuajimalpa, en 7 días

Así lo informó la Secretaría de Infraestructura mexiquense; aseguró que será entonces cuando determinen las acciones para continuar la obra de manera segura
El derrumbe de las obras de la Vialidad de Hueyetlaco marcan dos décadas a lo largo de las cuales se ha iniciado, suspendido y reiniciado esta polémica obra. (Foto: Fernando Ramírez / EL UNIVERSAL)
05/08/2015
19:46
Ma. Teresa Montaño
Toluca, Méx
-A +A

La Secretaría de Infraestructura del Gobierno del Estado de México informó que a más tardar en siete días, tendrá listo el dictamen técnico sobre el desprendimiento de tierra en las obras de la Vialidad de Hueyetlaco registrado el martes pasado, lo que provocó la muerte de un trabajador, marcando así y de manera definitiva las dos décadas a lo largo de las cuales se ha iniciado, suspendido y reiniciado esta polémica obra.

La dependencia, encabezada por Erasto Martínez, informó que una vez concluido el dictamen correspondiente relacionado con el derrumbe, podrán determinarse las acciones que permitan continuar con las obras de manera segura.

“Además, las autoridades mexiquenses están al pendiente de que la empresa Coconal, encargada de las obras y responsable del personal que labora en ellas, otorgue el apoyo necesario a los familiares de Gerardo Mateo López, trabajador que lamentablemente perdió la vida por la caída de tierra”, indico la secretaria.

La Secretaría de Infraestructura, a través de la Dirección de Vialidad, confirmó que las obras de construcción de la arteria continúan, y sólo se suspendieron de manera temporal en el punto del accidente, aunque una vez obtenidos los dictámenes e implementadas las acciones y recomendaciones, se continuará con las labores.

Aseguró que los gobiernos del Estado de México y del Distrito Federal, así como la empresa Coconal trabajan de manera coordinada, para garantizar la seguridad del personal que se encuentra en la zona de obras, y mantener el avance en la construcción.

La Secretaría de Protección Civil del Gobierno del DF, a través de su titular, informó desde el pasado 4 de agosto que no tienen ninguna suspensión en la zona de obras. 

La historia

 El Puente de Hueyatlaco que se construye entre el Distrito Federal y el Estado de México, en las inmediaciones de Huixquilucan, ha tenido con esta una larga historia de inconvenientes, desde interrupciones intermitentes a lo largo de dos décadas, negativas al otorgamiento de permisos por parte del gobierno capitalino y finalmente el accidente este martes, en el cual varios albañiles quedaron sepultados pero desafortunadamente no todos fueron rescatados con vida, pues uno de ellos murió.

Por ejemplo en 2008, la primera empresa concesionada por el gobierno mexiquense fue sancionada con una multa por la Comisión Nacional del Agua (CNA), la cual clausuro la obra que ya  entonces llevaba doce meses  suspendida debido a una fuerte oposición por parte de residentes de colonias ubicadas del lado del Distrito Federal.

En 2012, ya durante el gobierno de Eruviel Ávila Villegas, se iniciaron las gestiones para reactivar las negociaciones con el gobierno del Distrito Federal y reactivar las obras, mismas que prácticamente estuvieron suspendidas todo el sexenio pasado.

En junio del 2014 ambas administraciones acordaron reactivar las obras, con una inversión adicional del gobierno del Estado de México por 350 millones de pesos y tras una suspensión intermitente de prácticamente 20 años.

Inicialmente, el puente de la Barrancha de Hueyetlaco, en los límites del municipio de Huixquilucan y la delegación de Cuajimalpa, contemplaba una inversión de180 millones de pesos,

El puente sobre la Barranca de Hueyetlaco, mide 1.28 kilómetros de largo, consta de 6 carriles y dos rampas, una de 250 metros y otra más de 233 metros de longitud sobre la depresión.

Se estima que la construcción de este puente ahorra entre 10 y 15 minutos de traslado a los vecinos de las zonas residenciales de Huixquilucan, para ingresar a la ciudad de México, directamente por la parte de Santa Fe.

Se estima que la obra tendrá un impacto significativo para beneficiar a unos 24 mil habitantes de zonas aledañas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS