Hallan anomalías en obras de Masaryk y 16 de Septiembre

Reasignación de recursos sin permiso y pagos en exceso, algunas irregularidades. La ASCM emplaza a la Autoridad del Espacio Público para que subsane las fallas
04/08/2015
01:07
Johana Robles
-A +A

[email protected]

La Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM) detectó diversas irregularidades administrativas en la ejecución de proyectos de rehabilitación urbana, como avenida Masaryk, 16 de Septiembre y parques de bolsillo, tales como la reasignación de dinero para los proyectos sin contar con las autorizaciones correspondientes, pagos en exceso y no aplicar penas por retrasos por parte de la Autoridad del Espacio Público (AEP) del DF.

En la auditoría de la Cuenta Pública 2013, la ASCM incluso señala que existieron riesgos en la administración de recursos para la obra pública “debido a que en el ejercicio presupuestal de 2013, la Autoridad del Espacio Público contó con personal de reciente ingreso, sin capacitación para el desarrollo de sus actividades, entre otros elementos de control, por lo que su sistema de control interno presentó debilidades que limitan la administración eficiente, que generan riesgos al desarrollar sus actividades”.

La revisión al gasto publicó corresponde al ejercicio presupuestal 2013 cuando el titular era Eduardo Aguilar. En septiembre de 2014 llegó al cargo Dhyana Quintanar.

De acuerdo con el documento, por ejemplo, en la rehabilitación del corredor peatonal 16 de Septiembre se programaron 26 millones de pesos para el 2013, pero la AEP incrementó dicho monto a 35 millones 700 mil pesos sin solicitar la reprogramación de los fondos y la correspondiente autorización de la Unidad de Política de Control Presupuestario.

Mismo caso (sin contar con autorización) fue la rehabilitación de la Plaza Lázaro Cárdenas, que estaba programa con un gasto de 10 millones 725 mil pesos pero subió a 16 millones 263 mil pesos.

“La AEP no administró con eficiencia, eficacia, economía y transparencia, los recursos económicos otorgados por el gobierno federal para satisfacer los objetivos a que estaban destinados”, expone el documento difundido.

En el caso del contrato para la recuperación de avenida Presidente Masaryk, en la colonia Polanco de la delegación Miguel Hidalgo, la Autoridad del Espacio Público no estableció los montos económicos de cada uno de los contratos bianuales con lo que incumplió la Ley de Obras Públicas y Servicios vigente. Otra anomalía detectada es que no se utilizaron las bitácoras electrónicas.

Para la obra de rescate de remanentes viales para parques públicos de bolsillo Tlaxcoaque, entre avenida 20 de Noviembre y Fray Servando Teresa de Mier, delegación Cuauhtémoc, la AEP pagó, en exceso, 101 mil pesos por los trabajos.

Ante estas irregularidades administrativas, la ASCM emitió una recomendación general a la Autoridad del Espacio Público del DF para que informe a la Contraloría interna sobre las observaciones hechas al manejo administrativo de la ejecución de los parques de bolsillo, donde no se ajustaron a los lineamientos, se realizaron pagos sin contar con el convenio respectivo, presupuesto y documentación que lo soportara, pagos en exceso de volúmenes de obra no acreditados y por la pena convencional de incumplimiento al plazo de ejecución.

Para estos señalamientos, la Autoridad del Espacio Público del Distrito Federal cuenta con un plazo para responder y tratar de subsanar las irregularidades ante la Auditoría Superior de la Ciudad de México para que sean solventadas.

Otros casos descubiertos. Otra irregularidad que detectó la ASCM es que en el contrato AEP/LPN/002/2013 para la rehabilitación de la calle 16 de Septiembre se pagó, en exceso, 2 millones 790 mil pesos por la colocación de un dren prefabricado, esto es porque cuando se realizó la visita de verificación no se localizó la obra.

En la reunión de confronta para explicar los faltantes, los funcionarios indicaron que se modificó el proyecto. Pero la ASCM determinó que la observación persiste porque no se cumplieron los requisitos administrativos al respecto.

En lo que respecta a la Plaza Lázaro Cárdenas, la auditoría reveló que se pagó en exceso 308 mil pesos por diferencia entre los volúmenes de obra pagados y los que se constararon en la visita de verificación que se practicó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS