4

Tren rápido arrancará en marzo de 2018, asegura SCT

Las pruebas comenzarán en octubre de 2017, anuncia Ruiz Esparza; hay avance de 11% en la obra civil, y de 90% en liberación de vialidades, afirma
El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza (segundo de izq. a der.), y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila (tercero), supervisaron las obras del Tren Interurbano, que correrá del municipio de Zinancantepec a Observatorio (JORGE ALVARADO)
15/08/2015
01:12
Ma. Teresa Montaño
-A +A

[email protected]

Zinacantepec, Méx.— El Tren Interurbano México-Toluca estará listo y operando a finales de marzo de 2018, y las primeras pruebas se iniciarán en octubre de 2017, dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal, Gerardo Ruiz Esparza, quien informó que hasta la fecha el proyecto de 41 mil millones de pesos registra un avance de 11% en la obra civil y de 90% en las acciones de liberación de vía relacionadas con la adquisición de terrenos.

Acompañado por el gobernador Eruviel Ávila, el funcionario federal supervisó los avances en el punto donde se construye la Estación Central, donde se ubicarán los talleres y cocheras. Recordó que la obra tendrá una longitud de 57.7 kilómetros, desde este municipio hasta Observatorio, en el DF, y contará con cuatro estaciones intermedias: terminal de autobuses de Toluca, Metepec, Lerma y Santa Fe, además de incluir un shuttle para check-in hacia el aeropuerto de la capital mexiquense, en la estación de Metepec.

De acuerdo con la explicación que en la zona proporcionaron los ingenieros responsables de la obra, uno de los beneficios significativos del proyecto es que reducirá el tiempo de recorrido de viaje en 90 minutos al día; permitirá mayor movilidad para las personas, con una merma del tráfico vehicular, en beneficio de 3.5 millones de habitantes, y permitirá reducir aproximadamente 400 accidentes viales al año en la autopista México-Toluca.

El funcionario federal explicó que una vez que entre en operación, el también llamado tren rápido reducirá el tráfico en las zonas aledañas a Observatorio y Toluca, ya que alrededor de 245 mil usuarios diarios dejarán de utilizar su auto.

“Los ahorros por tiempo de viaje se estiman en 4 mil 400 millones de pesos, y la disminución en gastos de operación vehicular se estiman en mil 800 millones de pesos”, señaló.

Ahorro de tiempo. Acompañado por el secretario de Infraestructura, Erasto Martínez, el titular de la SCT explicó que una vez en operación, el tiempo de recorrido estimado de toda la línea, desde Observatorio hasta Zinacantepec, será de 39 minutos, y las frecuencias de servicio se estiman cada 2.5 minutos en “horas pico” y de 10 minutos “en hora valle”, es decir, cuando menos tráfico y demanda se registren.

Cada tren podrá transportar hasta mil 400 personas y tendrá una longitud de 200 metros; estará integrado por 10 convoyes.

Ruiz Esparza refirió que el tren México-Toluca correrá a 160 kilómetros por hora, tendrá dos subestaciones de tracción y una de alumbrado y fuerza; nueve edificios técnicos, 169 kilómetros de catenaria y un centro de control.

El plazo de ejecución que se tiene previsto es de mil 243 días, lo que significa que a más tardar el 31 de marzo de 2018 entrará en funcionamiento.

El proyecto del tren rápido se construye en dos tramos, el primero en la zona Zinacantepec-portal Poniente, que abarca un total de 36.15 kilómetros, y el segundo denominado Portal Poniente-Portal Oriente (DF), que abarca sólo 4.7 kilómetros del recorrido.

Es en este segundo tramo donde se construirá un túnel de cinco kilómetros que se ubicará entre la zona de Ocoyoacac y Cuajimalpa, específicamente en la zona de La Marquesa.

Al respecto, el secretario de Comunicaciones informó que en el mes de septiembre llegará a México la “tuneladora”, procedente de Hamburgo, Alemania, para iniciar la excavación del citado subterráneo en diciembre.

Detalló que el derecho de vía está prácticamente liberado, pues sólo resta un 10% consistente en “tramos pequeños” dispersos entre la franja del Distrito Federal y el Estado de México, es decir, entre el municipio mexiquense de Ocoyoacac, y Cuajimalpa, en la ciudad de México.

“De forma global tenemos ya 11% de avance de la obra, iremos viendo cómo va avanzando, tenemos mil 243 días de la obra para que entremos en pruebas operativas, ahí por el mes de septiembre, octubre del año 2017”, indicó.

Ruiz Esparza aseguró que el costo de inversión de la obra —estimado en 41 mil millones de pesos— está totalmente protegido ante cualquier eventualidad financiera que pudiera registrarse en el país.

Informó que en la construcción del Tren Interurbano participan un total de cuatro empresas: Hermes, consorcio OHL, ICA —encargada de la construcción del túnel— y la empresa CAPSA, responsable de los trabajos en la parte del Distrito Federal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS