“No hay motivo para sospechar del TEDF”

Son infundadas las acusaciones de Morena: Hernández
El presidente del tribunal capitalino, Armando Hernández, garantizó que actuarán con “imparcialidad, apego a derecho, legalidad y certeza” (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/07/2015
01:20
Yuli García
-A +A

[email protected]

El presidente del Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF), Armando Hernández, rechazó que haya una “sospechosa tardanza” para resolver las impugnaciones a los resultados en las elecciones del pasado 7 de junio para las jefaturas delegacionales, especialmente en Gustavo A. Madero, como denunció el líder de Morena, Martí Batres.

En entrevista con EL UNIVERSAL TV detalló que primero tienen que resolver, a más tardar el 17 de agosto, las impugnaciones de diputados de mayoría y de representación proporcional a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), ya que entran en funciones el 17 de septiembre.

En el caso de los jefes delegacionales, los fallos del TEDF deben estar aprobados el 1 de septiembre, pues asumirán los cargos un mes después. Esto, aclaró, no significa “que no hayamos entrado en el estudio de las impugnaciones de jefes delegacionales”, aunque reiteró que tienen hasta septiembre para emitir las sentencias.

Detalló que de esta manera, en ambos casos, los actores tienen 30 días para recurrir a las Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en caso de que no estén satisfechos con las resoluciones.

Hasta ahora, precisó, no hay ninguna elección delegacional que se haya resuelto y refrendó: “Cuando uno conoce la dinámica de los órganos electorales, no tendría por qué haber motivo de sospecha”.

Hernández Cruz explicó que en total se presentaron 255 impugnaciones para la elección de diputados y delegados que se encuentran en estudio. “Entiendo que haya interés de muchos actores políticos y sociales de que se resuelvan pronto los casos de jefes delegacionales, pero primero tenemos que resolver las de diputados. Se trata de un orden meramente cronológico”.

Rechazó calificar algunos casos como “graves”, pues dijo que todos tienen la misma importancia. Explicó que, en términos generales, se piden dos cosas: recuentos y nulidades, cuya procedencia está perfectamente establecida en la ley; incluso, en el caso de los recuentos pueden ser totales o parciales.

Sin embargo, reconoció que el caso “más significativo” es el de la Gustavo A. Madero, ya que la elección quedó a menos de un punto porcentual de diferencia: “Es el caso más significativo porque la elección está muy cerrada”.

Aseguró que este organismo cuenta con absoluta autonomía e independencia y que “ninguno de los magistrados tiene interés en alguna elección”. Se trata, añadió, de cinco magistrados “de reconocido prestigio, con sus propias carreras en el ámbito judicial, con cuando menos 10 años de experiencia”, que además tuvieron que pasar por el filtro del Senado de la República para ser designados.

Armando Hernández garantizó que actuarán con “imparcialidad, apego a Derecho, legalidad y certeza”, para que los resultados sean calificados como válidos o se hagan anulaciones de casillas “sin ningún tipo de presión”, a fin de dotar de legalidad y certeza a lo ocurrido el pasado 7 de junio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS