Locatarios del mercado Contadero urgen iniciar obras

Los afectados por siniestro en el Materno Infantil de Cuajimalpa acusan bajas ventas
30/07/2015
00:07
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Desesperados por la caída en picada de sus ventas, comerciantes del mercado Contadero exigieron al Gobierno del Distrito Federal (GDF) y a la delegación Cuajimalpa, iniciar cuanto antes la construcción del nuevo centro de abasto, el cual reemplazará al inmueble que resultó dañado por la explosión en el Hospital Materno Infantil de la zona.

A seis meses de la tragedia, mismos que llevan reubicados bajo una carpa en el estacionamiento del mercado, los locatarios tienen problemas para surtir sus negocios o incluso han tenido que cambiar sus giros.

“Adentro del mercado vendía 4 mil y ahora sólo mil pesos, 70% menos”, dijo Ángel Jesús Sánchez, quien tiene una carnicería en la cual invierte un par de horas extra junto con su hijo.

La clientela de Angélica Rivas dependía del extinto hospital, pues vendía ropa para bebés y mamás atendidas en el nosocomio. Perdió la mayoría de su mercancía en la explosión del 29 de enero; ahora vende dulces y juguetes.

“A veces vendo 10 pesos o nada, me gustaría que las autoridades vean las condiciones en las que estamos”, dijo.

La delegación Cuajimalpa reubicó, en febrero, a 78 comerciantes y el GDF otorgó el seguro de desempleo además de ofrecer microcréditos que pocos tramitaron por temor a endeudarse.

La demarcación y la secretaría de Desarrollo Económico encabezan la construcción de un nuevo mercado que costará 26 millones de pesos y podría iniciar también en agosto, junto con las obras del nuevo hospital general, estimó el jefe delegacional Mario Valdés, quien aseguró que se atienden las demandas de los comerciantes.

Sonia Granados, representante de los vendedores, cuestionó que si bien hubo mesas de trabajo con autoridades las obras del mercado no arrancan.

“Que venga el jefe de Gobierno, el Presidente, y vean en qué condiciones estamos; lo poco que recuperamos se perdió el día de la granizada”, señaló.

Proyecto casi listo. La delegación Cuajimalpa proporcionó tres planos que muestran el avance del proyecto.

El edificio se ubicará a pie de calle y no remetido como antes. Tendrá un acceso vehicular para estacionarse en la parte posterior del terreno. Además, el kinder Líbano será reubicado entre el nuevo hospital y el centro de abasto.

Para construirlo deberá hacerse una licitación, pero el delegado Mario Valdés dijo que puede hacerse un proceso de excepción “por tratarse de infraestructura de primera necesidad” y así agilizar el proceso.

Los peritajes del mercado no advirtieron daños estructurales, pero se determinó demoler el edificio actual pues resulta “más eficiente” que “recuperar la estructura dañada”, detalló.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS