Ingenieros de Línea 12 acusan difamación

Se deslindan de los defectos en los trabajos del Metro; reclaman que se limpie su nombre ante la sociedad
Los ingenieros Arturo Ávila Ruiz, José Fernández Villaseñor y Joaquín Sánchez Loaeza (JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
25/07/2015
00:35
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Trece ingenieros que fueron sancionados por las fallas de la Línea 12 del Metro señalaron que no son culpables por los defectos de dicha construcción, por lo que pidieron que se limpie su nombre ante la sociedad.

En entrevista con EL UNIVERSAL, los ingenieros Arturo Ávila, José León Fernández y Joaquín Sánchez explicaron que “el proyecto se divide en dos: la dirección de obra civil y la dirección de construcción de obra electromecánica. Nosotros pertenecemos a la parte de obra civil, es decir, nuestro trabajo se limitó a nivel de suelo”.

“Del nivel de balasto, que son los trozos de roca por donde corren las vías, nosotros ya no tuvimos nada qué ver, mucho menos con los rieles, los trenes; esas son atribuciones de la dirección de electromecánica”, afirmó Arturo Ávila, quien se desempeñó como jefe de Unidad Departamental de Residente de Obra del Proyecto Metro y tiene una sanción de inhabilitación de tres años para ocupar empleo, cargo o comisión en la administración pública; además de otras dos sanciones que consisten en la inhabilitación de 10 años y una multa de 32 millones 157 mil pesos.

Sostuvo que para la realización de la obra se contrató a un consorcio constructor responsable de la ejecución con base en los alcances del proyecto realizado por ellos mismos; asimismo se contrató a empresas supervisoras responsables de llevar el control de la obra en conjunto con la Supervisión de la Administración Pública.

“Por normativa somos —en comparación con los demás— la estructura más pequeña que actuó en el proceso de construcción de la obra; además se fueron efectuando los ajustes al proyecto integral conforme a los análisis y conclusiones emitidas por la UNAM y el IPN en los que no tuvimos injerencia. Tales cambios son exclusivos de la Dirección General del área encargada de la construcción, administración y aprobación del proyecto”, explicó.

Resaltó que los 13 ingenieros que actualmente son señalados como responsables de las fallas de la Línea Dorada no aprobaron el proyecto de construcción de obra pública, no hicieron contratación de servicios de supervisión de obra, no autorizaron modificaciones, no pagaron la obra pública y no compraron materiales.

“Nos estigmatizaron”. Los ingenieros afirmaron que no han podido encontrar trabajo porque sus nombres aparecen en la lista de los 38 responsables de las fallas de la Línea 12.

“Desde que aparecimos en medios de comunicación, muy seguido escuchamos la frase: ‘¿cuánto te robaste?’ y eso no es justo”, señaló, Joaquín Sánchez Loeza, quien se desempeñó como jefe de la Unidad Departamental de residencia de Obra B1 del proyecto Metro y que enfrenta una sanción de inhabilitación de ocho años en la administración pública y una multa por 11 millones 722 mil 598 pesos.

José León Fernández Villaseñor, otro de los inculpados, y que ocupaba el cargo de subdirector de Obra Civil del Proyecto Metro, fue acreedor a dos sanciones, la primera es una inhabilitación de cinco años para ocupar un puesto en la administración pública y una sanción económica por 420 mil 262 pesos; y la segunda es una inhabilitación de cinco años y sanción económica por 2 mil 823 millones 649 mil 174 pesos.

Después de que fueron señalados responsables, crearon la Unión de Ingenieros y Arquitectos por la Reivindicación Profesional y Bienestar de sus Familias.

Por su parte, el director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Jorge Gaviño, afirmó que no puede opinar sobre el tema debido a que es una situación que compete a la Contraloría General del Distrito Federal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS