En Pantitlán, STC arregla desperfectos

Una banqueta peligrosa para los usuarios ya fue reparada
Entre las obras de mantenimiento realizadas por personal del STC Metro se colocó una escalera para facilitar el descenso de los pasajeros de los autobuses que usan constantemente este paso (EDUARDO HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
25/07/2015
00:54
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Después de cuatro semanas que EL UNIVERSAL realizó una denuncia indicando que las instalaciones de la estación Pantitlán de la Línea 9 del Sistema de Transporte Colectivo (SCT) Metro se está hundiendo, personal comenzó el mantenimiento.

Se buscó a la dependencia, y en su momento aseguró desconocer los hundimientos, pero refirió que se valoraría si la afectación era de su competencia, un mes después, personal de la SCT comenzó la remodelación de una banqueta que se botó.

“Ya ve, ya nos lo cambiaron y quedó muy bien”, comenta un vendedor ambulante, quien hace un mes denunció la afectación.

Ahora seis escalones remplazan los tres pedazos de banqueta que obstruían el paso a los usuarios del transporte público.

Usuarios de esta línea comentaron que había un temor al poder sufrir algún tipo de accidente, debido a que este hundimiento obstruía el descenso de camiones que llegan al paradero en una zona segura y hasta corrían peligro de ser atropellados por tratar de esquivarlos.

El pasado 27 de Junio se expuso en este diario que el piso de la estación presenta un hundimiento de al menos 50 centímetros en una distancia aproximada de 20 metros, lo que generó que se rompiera la banqueta y se deformara la vialidad.

“Es un problema que al parecer nadie estudió, el suelo se hunde poco a poco por ser un suelo inestable, no por nada tantas inundaciones y problemas en estas Líneas y en las zonas por donde pasa”, comentó Alejandra, usuaria del Metro.

Vecinos señalaron que existe un gran riesgo para los que caminan en el lugar por las mañanas, ya que no dejan de pasar los camiones del transporte público y por las noches se ha detectado que los delincuentes utilizan estas afectaciones para arrebatar de sus pertenencias a las personas que se dirigen a la Línea 9 del Metro, por lo que se espera que también integren equipos de seguridad.

Aunque ya comienzan las remodelaciones, la estación representa una gran tarea debido a que en la mayoría de sus paredes y pisos presentan grietas que abarcan dos metros lineales.

El 11 de Julio, EL UNIVERSAL realizó un recorrido dentro de la estación, en el cual se observaron afectaciones que el hundimiento ha ocasionado.

Este hundimiento ha afectado fuera y dentro de la estación, por lo que en los pisos del andén se nota el descuido, mientras en los pasillos los mosaicos se botaron, hay varios niveles que hacen molesto avanzar ahí.

En entradas, transbordos y salidas, las grietas están presentes; al bajar del andén las escaleras están separadas de las bases, además hay estructuras que parecen a punto de caer, como un cubo donde se empotraban lámparas y parece que está sobrepuesto.

“El metro Pantitlán es una trampa mortal para los usuarios: vallas por todas partes, sin salidas de emergencia, saturación del servicio por ineficiencia, salidas retrasadas de los trenes, ¿hasta cuándo habrá cambios? Ya nos subieron el precio y no hay mejoras”, indicó José, usuario entrevistado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS