Avanza obra de puente vehicular en Molinos

Automovilistas ya no tendrán que pasar por el congestionamiento del paradero de Mixcoac
En el camellón de Revolución hay siete palmeras que serán trasplantadas, aseguraron trabajadores del proyecto (GERARDO SUÁREZ)
17/07/2015
00:46
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Los usuarios de Circuito Interior que se dirigen a avenida Revolución ya no tendrán que pasar por el congestionamiento vial de las inmediaciones del paradero de Mixcoac, pues tendrán como alternativa un puente a la altura del cruce con Molinos, el cual estará listo en enero del próximo año, estimó la secretaría de Obras y Servicios (Sobse) del Distrito Federal.

La obra consiste en una rampa de descenso del puente vehicular existente en Circuito Interior Río Mixcoac, la cual servirá para evitar los semáforos en los cruceros de Eje 7 sur, Molinos y La Castañeda, rumbo al sur, y de esa forma permitir “un flujo continuo sobre Revolución y disminuir la carga vehicular a nivel de superficie”, detalló la dependencia.

En un recorrido, se observó que dos carriles de Revolución en sentido norte-sur, uno en el sentido contrario, así como el camellón fueron confinados en el tramo de La Castañeda a Río Mixcoac, y muy cerca de esta última intersección hay maquinaria pesada y trabajadores que realizan perforaciones en el suelo, como parte del inicio de las labores.

La edificación del puente se realizará en al menos tres etapas y durará seis meses, detalló la Sobse en una tarjeta informativa, por lo que estaría listo en enero de 2016; aclaró que la rampa forma parte del Programa de Mejoramiento Urbano y Mantenimiento Integral del Circuito Interior.

Durante la obra se mantendrá el actual cierre de carriles para dar espacio a las maniobras. La primera etapa se realizará de Mixcoac a La Castañeda, luego se construirá la unión con el puente actual del Circuito Interior y por último se concluirá la bajada del puente entre las calles La Castañeda y Rodrigo Cifuentes.

La preparación de dicho frente de obra inició hace unas semanas luego de que se suspendieran de nueva cuenta las obras del doble túnel vehicular en Río Mixcoac e Insurgentes, que también conforman el programa mencionado, junto con el proyecto de construcción de carriles laterales en el cruce con calzada de Tlalpan, que también iniciará en breve.

En un recorrido, se observó que el cruce de Revolución y Río Mixcoac es un auténtico “embudo”, debido a las maniobras de entrada y salida del transporte público que opera en el Centro de Transferencia Modal de la estación Mixcoac del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Además, hay vehículos y mercancía de comerciantes en vía pública que obstaculizan el carril lateral de Revolución rumbo al sur, lo que complica la circulación de quienes se dirigen a colonias como San Ángel.

La construcción del puente no generó la molestia de los vecinos.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS