Polemizan antreros y PGJDF por "cobro de piso"

En último año cerraron 15 negocios por extorsión, dicen empresarios
01/07/2015
04:08
-A +A

[email protected]

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal y antreros del corredor Condesa-Roma polemizaron ayer sobre el supuesto cobro de piso a los establecimientos comerciales de la zona por bandas criminales, luego de la ejecución del propietario del bar Life, la madrugada del domingo pasado.

Mientras, los asociados a la Unión Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (ANIDICE) informaron que, con base en los reportes de sus asociados, en el último año cerraron 15 negocios porque no pudieron pagar las extorsiones a que fueron sometidos por la delincuencia organizada; el procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, minimizó este hecho en la capital de la República, incluso precisó que se trata de "improvisados".

En conferencia de prensa, Ríos Garza comentó que únicamente tienen iniciada una averiguación previa sobre este ilícito y que en su momento se detuvo a una persona que está sujeta a proceso penal, al tiempo que precisó que no tiene vínculo con algún cártel.

Hizo un llamado a los empresarios que se dicen afectados por esta situación de inseguridad a que presenten las denuncias correspondientes, "porque únicamente de esta manera se atacará de forma directa el famoso cobro de piso". También descartó que la dependencia tenga contemplado llevar a cabo un operativo para combatir las extorsiones a los comercios de este importante corredor de la ciudad de México.

En contrapartida, el presidente de la ANIDICE, Ismael Rivera, expresó su preocupación por este fenómeno delictivo y acusó que "es muy fácil para la Procuraduría librarse de nosotros, siempre dicen que llevemos pruebas o que no es cierto, en el mejor de los casos escuchan y dicen que primero pongamos atención en el personal que contratamos y creen que los acusamos de extorsión para no liquidarlos".

Ante esa situación, al interior del organismo, declaró, se están buscando mecanismos para protegerse entre ellos y no ser víctimas de la delincuencia organizada.
Esta situación se detonó tras la ejecución de Marco Antonio Cardona Utrilla, en el cruce de las calles de Alfonso XIII y Saltillo, en la Condesa, propietario del bar Life, de quien se dijo que recibió amenazas de extorsión y supuestamente se negó a pagar. Por otro lado, la Procuraduría del Distrito Federal mencionó que en este hecho también sigue una línea de investigación de homicidio por un asunto pasional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS