Niegan amparo contra desarrollo inmobliario

Habitantes de Xochimilco se oponen a la construcción en faldas del cerro Santa Cruz
Habitantes afirman que de acuerdo con la ley sólo se puede construir en 20% del terreno
05/06/2015
02:00
Gerardo Suárez
-A +A

Un tribunal en materia administrativa negó un amparo directo a vecinos del pueblo de Santa Cruz Xochitepec, en Xochimilco, quienes exigían a través de este recurso reconocimiento a su derecho de consulta con respecto a la construcción del desarrollo inmobiliario Tepepan Country Club, que se busca edificar en suelo de conservación y al cual los habitantes se oponen.

Alejandro Velázquez, coordinador de pueblos y barrios originarios de la demarcación, explicó que Xochitepec es un pueblo originario y hay tratados internacionales que establecen que este tipo de comunidades deben ser consultadas ante hechos que modifiquen sus localidades.

Detalló que ayer dos de tres magistrados del Décimo Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito resolvieron negar el amparo, pues argumentaron que “en el DF es casi imposible que hubiera personas originarias”.

Sólo el magistrado Arturo César Morales se pronunció a favor de otorgar el amparo, al exponer que había leyes como la de Participación Ciudadana del DF, que reconocen la existencia de pueblos originarios en la capital, refirió Velázquez.

Los vecinos pudieron entrar a la sesión de la resolución luego de una protesta afuera de las instalaciones del tribunal, en Periférico.

Alejandro Velázquez dijo que aún tienen en trámite en contra de la construcción un juicio de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

El amparo dejaría sin sustento el dictamen de impacto ambiental positivo emitido por la Secretaría de Medio Ambiente capitalina (Sedema) para el proyecto, a construirse en un suelo de uso agrícola de 90 mil metros cuadrados de superficie, en las faldas del cerro Santa Cruz y sobre el cual “estaba obligada la Sedema a hacer una consulta pública a los pueblos y barrios originarios”, expusieron los inconformes en un comunicado.

La obra del club de casas de campo se encuentra por el momento suspendida por el Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

Alejandro Velázquez dijo que se pretenden construir 96 viviendas con estacionamiento para 300 vehículos y canchas deportivas en 80% del terreno, cuando debería construirse sólo en 20% del terreno, según la normatividad actual.

Dijo que los colonos ven inviable la obra, pues el terreno es importante para la filtración de agua pluvial a los mantos acuíferos, además hay poca agua potable en la zona y la vialidad de acceso es de un solo carril, por lo que se dificultaría el tránsito con la llegada de más habitantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS