"Anomalías, en integración de expedientes de Línea 12"

En las nuevas auditorías cambió el método, afirma contralor capitalino
30/06/2015
04:00
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Despachando en la misma oficina de su antecesor, Hiram Almeida, el nuevo contralor general del Distrito Federal, Eduardo Rovelo, hace un claro análisis de los juicios perdidos en primera instancia por el caso de la controvertida Línea 12 del Metro; reconoce que algunas de las sanciones impuestas fueron “excesivas” y en algunos casos hasta hubo una mala integración de los expedientes.

Recuperándose de cinco intervenciones quirúrgicas, que lo obligaron a ausentarse unos días de su oficina que da justo a la renovada Plaza Tlaxcoaque, comenta que si bien los resolutivos del Tribunal Contencioso y Administrativo fueron en contra del gobierno de la Ciudad de México, el juicio no acaba ahí y que pelearán hasta el final todos y cada uno de los casos.

Hoy, dice, las cosas serán diferentes, que están próximos a informar de los resultados de las dos auditorías que quedan pendientes a la Línea 12, las cuales afirma que son más rigurosas y se revisan a detalle cada una de ellas.

Es de recordar que el 24 de noviembre de 2014 Hiram Almeida presentó la segunda etapa de las investigaciones realizadas a la famosa Línea Dorada, en las que dio a conocer sanciones económicas multimillonarias, incluso en dólares, así como la inhabilitación hasta por una década del servicio público.

Ahora, con los resultados judiciales, Rovelo Pico precisa que dichas penas “ni con cinco vidas y herencias se podrán pagar”. Incluso menciona que en algunos casos se fue poco flexible para negociar la reparación de los daños o fallas con el consorcio constructor.

En su plática con EL UNIVERSAL menciona que aún les quedan pendientes varias auditorías por concluir, pero aclara que ahora se están haciendo con una prospectiva jurídica diferente y dando un seguimiento especial caso por caso.

¿El caso L12 cómo se encuentra?

—Te hablo de la última que es muy importante, pero te hablo de la auditoria 20 G que es la que yo anuncie en mi comparencia ante la ALDF.

¿Que corresponde a..?

—A obras y a trenes. La parte que me corresponde es el proceso de fiscalización, el tema de transparencia y es la parte de la utilización de los recursos públicos y parto de la base de las auditorías que tengo ordenadas de llevar y coadyuvo con un equipo de trabajo que tiene que ver con un plan estratégico de rehabilitación de la Línea 12.

Yo necesito cerrar mis auditorías, ver dónde están las fallas para iniciar los procedimientos dar las vistas correspondientes. Sancionar de diferente manera, ese fue todo un tema .

¿En el túnel qué encontraron?

—Encontramos irregularidades, es un equipo de trabajo estrictamente técnico, participan todas las dependencia.

En el recorrido de EL UNIVERSAL se encontró que no hay piso firme, que el drenaje está mal construido, hay filtraciones, no se sellaron las dovelas, en fin…

—Eso que tú acabas de señalar es lo que tenemos integrando a través de un acta específica y de una ampliación de la investigación de la auditoria de lo que se tiene en la Línea 12. Se han encontrado defectos, obras mal ejecutadas, deficiencias como las que acabas de señalar y que no las quería mencionar porque no soy el técnico y no las puedo plantear con tanta claridad.

¿Habrá sanciones?

—Tendríamos que ver dónde lo vamos a cuadrar jurídicamente y tendrá que ser este grupo integral que lo determine. Nosotros con los elementos que tenemos vemos muchísimas inconsistencias, vemos muchas debilidades.

¿Le preocupa que varios casos se están perdiendo en tribunales?

—Yo diría en términos filosóficos que resolver en justicia significa resolver analizando todos los elementos. Las personas que han interpuesto recursos y los han ganado en una primera instancia son argumentos que han hecho valer, eso no significa que se ha resuelto en justicia y que el caso está resuelto.

Todos los casos están siendo apelados y existen otras instancias. Hay situaciones donde efectivamente hay cuestiones de prescripción, hay cuestiones de forma y de fondo que estuvieron mal integrados, hay que reconocerlo; sin embargo, se van a combatir.

¿Pero se corren el riesgo de perder los juicios?

—Si se resuelve en justicia y se pierde, se tendrá que perder, ¿pero cuál es la meta?, no perder. A partir de hoy.

¿Pero aquí una mala integración está llevando a eso?

—En mi administración, ninguno.

No, pero le toca a usted atender y resolver esa herencia

—Si el estado se equivocó, que el Estado que resarza el daño.

¿Da pie a pensar que estuvo direccionada en el tema de Marcelo Ebrard Casaubon?

—Esas son especulaciones que no me toca calificarlas. ¿Yo que te voy a decir?, tenemos un nuevo esquema, tenemos un nuevo cuadro de tipicidad, vamos a hacer muy meticulosos con esta auditoria 20 G, que es la que acaba de salir, hay 16 observaciones, va a haber responsabilidades, hay que hacer la responsabilidad proporcional y justa.

Se impusieron penas que ni con cinco vidas y herencias puedes pagar , por cuestiones formales… que fue a precio alzado por partida de que te encargué una pared y era nada más un hoyito, pero me pagas toda la pared. No, te repongo el hoyito. No, quiero la pared.

Y la pared vale 800 millones de dólares bueno si el hoyito o vale tres pesos, te lo pago, no me pagas todo. En fin, fue una cuestión de apreciación.

¿Hoy se está cambiando el método de investigación con relación a todo lo que se hizo anteriormente?

—Totalmente. Hay un cuadro, una prospectiva jurídica y vamos a dar seguimiento caso por caso y que la pena sea proporcional y justa.

Eduardo Rovelo asegura que antes de noviembre entregará los resultados de las nuevas auditorías que también incluyen el tema de la falta de mantenimiento a trenes y vías, que ha sido tan cuestionado.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS