CRÓNICA "Desde chico quería ayudar a la gente, a la ciudadanía"

Tragafuegos dice sentir miedo, pero lo supera cuando entra en acción
Aunque Mariano y Héctor usan equipo obsoleto y no saben “si saldrán” de un lugar en llamas, se sienten orgullososo de su trabajo. Foto: Fernando Ramírez
19/06/2015
04:10
Fanny Ruiz-Palacios
-A +A

Cada que llega a algún lugar con llamas, Mariano se siente invadido por el nerviosismo y la adrenalina.

“Es impresionante ver las llamas, sí se siente miedo, creo que es de humanos, pero también llego con mucho valor para sacar el trabajo”, comenta el joven bombero.

Mariano Uriel Rojano Pedraza tiene 21 años de edad y se incorporó al cuerpo de bomberos por influencia de su papá, quien fue vulcano y porque “desde chico quería ayudar a la gente, a la ciudadanía. Me ha tocado ir desde incendios hasta choques donde hay gente atrapada, sí se llega con mucha adrenalina y con nerviosismo pero con ganas de ayudar”.

“Soñaba con ser un héroe”

Desde hace un año dos meses, Héctor Pineda Pineda se integró a los bomberos porque desde niño “soñaba con ser un héroe, con ser bombero”.

A sus 28 años ve realizado su anhelo y con orgullo cada día se pone el uniforme y atiende las emergencias que se presentan.

Ante las carencias, Héctor tuvo que comprar sus propias herramientas y otros objetos que “siempre hacen falta y no tenemos”.

A su consideración, “los equipos ya están muy deteriorados” y eso no se puede permitir porque “son la protección de uno”.

Nunca ha tenido lesiones, pero reconoce que cada que acude a atender una emergencia “siente un poco de miedo”, pero siempre se mentaliza para rescatar a la persona que lo requiera. En sus inicios, recuerda, su labor fue complicada porque no estaba acostumbrado a “tanta adrenalina”.

Hoy continúa ejerciendo su oficio con la misma pasión con la que inició, aunque siempre “entramos sin saber si vamos a salir”.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS