ALDF honra a jóvenes, pero los hace esperar horas

Entrega medallas a quienes arriesgaron su vida en la explosión de Cuajimalpa. Estudiantes que apoyaron en remoción de escombros, conmovidos por tragedia
Especial
08/04/2015
12:45
-A +A

Por Diana Villavicencio

[email protected]  

Después de esperar casi dos horas, en periodo vacacional, cuatro alumnos de la secundaria 211 Antonio Castro Leal fueron homenajeados por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) tras haber participado en el rescate y remoción de escombros en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa.

Se trató de los estudiantes Aldo Javier Gutiérrez Herrera, José David Trejo, Carlos Eduardo Mijangos Galicia y Daniel Lizárraga Mejía, quienes el 29 de enero, día de la explosión en el hospital, decidieron ayudar en el retiro de escombros, en lugar de irse a su casa.

También acudieron para recibir el galardón post mortem familiares de aquellos héroes —enfermeras Mónica Orta y Ana Lilia Gutiérrez Ledesma, y el camillero Jorge Luis Tinoco Muñoz— que perdieron la vida por salvar la integridad de otros seres humanos, en su mayoría recién nacidos.

“Pensamos sólo en ayudar, nos hubiera gustado ayudar más pero los granaderos nos retiraron… Estuvimos como dos horas y ni siquiera pensamos en el regaño de nuestros papás por no estar en la escuela… No pensamos en el peligro”, expresó David Trejo, de 15 años de edad, quien en lugar de ir a la escuela prefirió cambiar el rumbo y contribuir al rescate de más vidas.

Actualmente dos de los estudiantes —Aldo y David— consideraron que en las escuelas primarias y secundarias deben implementarse cursos de primeros auxilios, ante cualquier emergencia, sin dejar de lado medidas de protección civil.

Su intención, desde que escucharon aquel estruendo, en principio fue ir a ver de qué se trataba pero cuando se dieron cuenta de la tragedia que provocó la explosión de esa mañana lo único que pensaron fue en ayudar.

Aburridos —se levantaron desde las cinco de la mañana para asistir al Recinto de Donceles— pero entusiasmados por ser reconocidos, aunque a ellos no les tocó recibir físicamente la Medalla al Mérito Ciudadano 2015, los menores de edad aseguraron que lo volverían hacer.

“Yo no saqué ningún cuerpo, recuerdo bien cómo salía un señor todo cubierto de escombros, herido, también un bebé, es algo que seguro no olvidaré”, señaló Daniel Lizárraga, mientras aguardaba junto con sus compañeros y familiares en el salón Luis Donaldo Colosio el inicio de la sesión solemne.

Más tarde, un minuto de silencio y el toque de la banda de guerra envolvió de tristeza el momento. Desde lo alto del Recinto de Donceles se escuchó el llanto de los familiares de la enfermera Mónica Orta Ramírez. Era su madre, María de Lourdes Ramírez, quien a dos meses del fallecimiento de su hija reconoció que aún no puede superar la pérdida de quien dejó a tres niños sin madre por salvar otras vidas.

“No he dejado de llorar por las preguntas que ellos me hacen”. Los hijos de Mónica aún la esperan a comer todos los días, pese a que el menor pide que cada noche se le prenda una vela a su madre ejemplar, para aplaudirle.

“Los reconocimientos los tenemos que recibir, pues es parte de mi hija, pero los niños dicen ¿qué nos ganamos con tanto reconocimiento si su madre no está? Ni con todo el oro del mundo la vamos a revivir”, declaró Lourdes.

Desde el pleno, el diputado local Manuel Granados pidió un agradecimiento eterno por quienes ofrendaron su vida sin reparos ni consideraciones mezquinas. Dijo que gracias a ellos la ciudad se mantiene viva y de pie.

Por conducta heroica, también fueron reconocidos la enfermera Reina Casas Medina; Jonathan Tobón, de 11 años, y el policía Mauro Vera.

Neri Vela, también recibe medalla Al reconocer que por primera vez se le permite hablar desde una tribuna, Rodolfo Neri Vela, primer astronauta mexicano, también recibió ayer de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la Medalla al Mérito Ciudadano 2015.

El astronauta, quien hace 30 años viajó al espacio, pidió a las autoridades federales y locales no escatimar en recursos para la educación ya que sin ella, dijo, México ni otro país tiene futuro.

A los niños y niñas de este país les dedicó la medalla, mientras explicó y recordó a familiares y legisladores locales cómo llegó a ser el primer astronauta, en una época en la que sólo los rusos y los estadounidenses podían aspirar a este honor.

El diputado local de Nueva Alianza, Jorge Gaviño, señaló que la trayectoria de Neri Vela debe ser ejemplo y orgullo: “Gracias ingeniero por permitirnos ver a través de sus ojos esas imágenes y sentir a través de sus libros las experiencias increíbles por las que ha transitado… Primeras imágenes del hombre en la luna”.

La asambleísta Gabriela Salido, a nombre del PAN, resaltó el logro alcanzado por Neri, quien puso en alto el nombre del país y dijo que su ejemplo da esperanza al resto de los mexicanos para luchar por sus sueños.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS