Contradicciones de Oribe podrían absolver a acusadas

Mercedes Torres Ricarte sostiene que el futbolista ha caído en varias contradicciones en las distintos careos, por lo que espera que las autoridades resuelvan a su favor y al de su hermana
Archivo / EL UNIVERSAL
21/04/2015
14:02
-A +A

Mercedes Torres Ricarte, acusada de extorsionar a Oribe Peralta, confía en que el caso se resuelva a su favor, luego de las contradicciones que han tenido el jugador del América y de Esther Shueke en el caso.

Entrevistada por Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, la mujer refiere que durante el careo entre ella y Peralta, el jugador ha caído en varias contradicciones, como que las identificó por medio de la cámara de Gesell o por medio de una selfie.

Torres Ricarte sostiene que durante el interrogatorio, el tricolor se encontraba nervioso y bajaba la mirada en repetidas ocasiones.

"En las preguntas donde no sabía que responder se callaba y decía me puedes repetir la pregunta; una señora, que ahora sé que es del Ministerio Público le hacía señas de sí o no".

Mercedes Torres Ricarte indica que durante el careo una de las contradicciones en las que cayó Esther fue cuando le cuestionan sobre quién había recibido el dinero.

En esta declaración Shueke refirió que se lo entregó a Natividad; sin embargo, en la primera declaración sostuvo que se lo entregó a Mercedes.

Señala que el proceso de ella y su hermana Natividad Harlem se ha desarrollado bajo varias irregularidades por lo que sugiere que el Ministerio Público esté comprado.

Agrega que llegaron dos veces las sábanas de llamadas, donde se demuestra que la amiga de Oribe Peralta, Esther Shueke, era quien llamaba a Natividad.

"No hay ninguna llamada saliente de mi hermana hacia ellos, no existe. Cómo es posible que se dé la extorsión cuando mi hermana jamás llamó a nadie; Esther Shueke siempre llamó a mi hermana".

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS