Estudian, trabajan y dedican su tiempo libre a practicar skate

En el Skatepark Barrio San Antonio, en medio de calzada de Tlalpan, decenas de jóvenes comparten el gusto por la patineta. Dicen que ese sector tiene talento, pero les falta impulso de la familia para alcanzar metas (BERENICE FREGOSO. EL UNIVERSAL)
12/08/2017
00:57
Donovan Kremer/Clínica de Periodismo
-A +A

Clínica de Periodismo

En el Skatepark Barrio San Antonio, en medio de calzada de Tlalpan, Juan Pablo, Vizuet y Jokin pasan la mayor parte del día. El primero de ellos, de 24 años, trabaja en el lugar y supervisa el acceso a las instalaciones. Los otros dos, de 19 y 16 años, respectivamente, patinan con su tabla.

Los tres están en el rango de lo que se considera edad juvenil y narran las dificultades que enfrentan para practicar el deporte, estudiar y trabajar en la Ciudad de México.

Pero no es lo único a lo que dedican el tiempo. Juan Pablo Martínez estudia Ingeniería Mecánica en la Universidad Autónoma del Estado de México, mientras trabaja como encargado de la pista medio tiempo.

Dice que le gusta mucho este deporte como para vivir de él, pues él patina, pero considera que es importante estudiar porque “las oportunidades en la Ciudad de México para incursionar en este deporte son mínimas, aunque se puede”.

Como es el caso de Vizuet Lugo Nuñez, quien ha logrado destacar como patinadora urbana y es patrocinada por varias marcas de skate, además de que ha participado en varios certámenes nacionales y locales. Comenta que no pudo ingresar a la universidad porque no logró los aciertos requeridos para su licenciatura.

Así que ha tenido que trabajar de mesera en un local de comida ubicado en boulevard de los Aztecas, en Ciudad Azteca, mientras se prepara para participar nuevamente en el examen para la UNAM, en enero. Al igual que Juan Pablo, su jornada de trabajo es de medio tiempo, pues así puede seguir practicando. Ella cree conveniente que haya “más oportunidades para explotar el talento de los jóvenes”.

Juan Pablo admite que a pesar de haber “jóvenes que sólo se dedican a patinar y fumar, sí hay talento y potencial en otros tantos con los que he hecho amistad, la mayoría que conozco estudian o trabajan”.

Un claro ejemplo es Jokin Polo Lucy, quien aparte de practicar skate estudia desde su casa en línea, en un sistema americano educativo compartido: Homeschooling. Desde Estados Unidos recibe libros, guías y conferencias en inglés, al tiempo que se prepara para el examen que lo acredita con grados de estudios de EU.

Jokin considera que el impedimento para que la juventud en México destaque es la falta de apoyo por parte de la familia, “porque no los impulsan a fijarse una meta y alcanzarla”.

Juan asegura que esa es una de las razones por las que los jóvenes “se refugian en las drogas o con compañía que los lleva a consumirla”.

Pero también hay adicciones. “Regularmente los jóvenes que vienen a patinar comienzan a consumir drogas porque quieren formar parte de un grupo, quieren encajar”, dice Juan.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Juventud en la Ciudad de México, conmemoración instituida por la Organización de las Naciones Unidas en el año 2000 y cuyo su objetivo es que los países incluidos en ese organismo participen en el Programa de Desarrollo Sostenible, que plantea, entre otras cosas, acciones en educación, salud, contra el uso indebido de drogas, y la participación de los jóvenes en la vida de la sociedad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS