En CDMX, 4 mil viven en situación de calle

Gobierno revela que 2 mil 400 personas habitan en albergues; esta población creció 20% respecto a 2013, revela censo
Las principales necesidades de los indigentes son capacitación para el empleo, documentos de identidad, médicos y rehabilitación en adicciones (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
10/08/2017
01:00
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Por problemas familiares y económicos, 4 mil 355 personas viven en las calles de la Ciudad de México y 2 mil 400 lo hacen en albergues públicos y privados.

Ayer autoridades capitalinas presentaron el censo preliminar de personas en situación de calle, mediante el cual se dio a conocer que dicha población ha crecido 20%, con respecto al último registro de 2013.

La mayor parte se ubica en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero. Los menores índices se encuentran en Tláhuac y Milpa Alta.

De acuerdo con la información presentada, 38% de la población no son originarias de la capital, sino que vienen de estados vecinos como Estado de México, Veracruz y Puebla, así como de países centroamericanos de Honduras y El Salvador.

Más de la mitad de la población llega a la capital del país en busca de un trabajo o para reunirse con un familiar y tener dónde quedarse.

“¿Por qué se integran las personas a esta vida de calle? Principalmente por problemas familiares y por problemas económicos; es decir, tienen algún desempleo o una situación real de desempleo, buscan tener un mejor ingreso y se van a la calle como una forma de vida.

“En la cuestión de los problemas familiares estamos hablando de 39% ¿Cuáles son los principales problemas familiares? Primero, la expulsión del núcleo familiar, lo encontramos principalmente en personas mayores, o por algún tipo de violencia; es decir, son violentadas en su casa, en el hogar, lo que los obliga a buscar la vida en la calle”, afirmó el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), José Ramón Amieva Gálvez.

La tercera parte de la población en condición calle vive de las ayudas que reciben directamente de las personas, como la entrega de algún alimento o dinero, y 42% tiene contacto con algún tipo de servicio de asistencia social.

Tienen al menos una adicción. El 100% de esta población presenta una adicción, principalmente al alcohol, al tabaco y drogas como inhalantes y marihuana. Todos han sufrido violencia física y sicológica, ya sea en las calles o dentro de su comunidad.

De acuerdo con el secretario, sus principales necesidades son capacitación para el empleo, trámite de documentos de identidad, servicios de salud y rehabilitación en adicciones.

Sobre la población infantil, el censo arrojó que hay 1.9% de niños menores de 17 años viviendo en las calles. Se trata de pequeños que acompañan a sus padres en el trabajo o venden en la vía pública. En ese sentido, Amieva Gálvez afirmó que tanto el DIF como la procuraduría local deben intervenir de “manera urgente”, porque en ciertos casos se trata de explotación.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social aseguró que el gobierno capitalino tiene capacidad para apoyar a las 4 mil 355 personas que hay en la calle, pues los Centros de Atención e Integración Social (CAIS) tienen alcance para 5 mil personas.

“Lo que arroja este censo es que hay que tratar la vida de las personas en la calle, en la calle misma, y ofrecerles un modelo de intervención desde la calle”, precisó Amieva Gálvez.

Abundó que el censo servirá para crear políticas públicas a favor de ese grupo poblacional, como la creación de un nuevo modelo de pernocta en los Centros de Atención e Integración Social, que fomente la integración,

Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna, adelantó que presentarán una iniciativa de ley para un esquema de atención, monitoreo y de acompañamiento para la población en situación de calle.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS