Asegura papá de Antony que con videos lo hacían creer que el niño estaba bien

Pascual Castro asegura que la última imagen que recibió de su hijo data de marzo, cuando el pequeño estaba de vacaciones en Acapulco con su abuela
(Foto: Especial)
04/07/2017
13:56
David Fuentes
Ciudad de México
-A +A

Pascual Castro, padre de Antony, niño hallado con signos de tortura en un domicilio de la delegación Gustavo A. Madero, asegura que la última imagen que recibió del pequeño es del 19 de marzo, cuando éste se encontraba de vacaciones en Acapulco con su abuela.

Artículo

Rehabilitan a Antony, niño esclavizado

A una semana de haber sido rescatado, Antony comienza a dar señales de recuperación
Rehabilitan a Antony, niño esclavizadoRehabilitan a Antony, niño esclavizado

Castro señala, en entrevista con EL UNIVERSAL, que "nunca le faltó dinero a Antony" y que seguido hablaba por teléfono con el pequeño. 

El papá del pequeño se dijo sorprendido por las imágenes que le llegaron en redes sociales en las que se veía a su hijo de cinco años encadenado, desnutrido y con huellas de violencia. 

Pascual Castro comenta que desconocía las condiciones en las que vivía su hijo y narra que lo dejó encargado con su hermana mientras él trabajaba en San Diego, California, en Estados Unidos

El padre del pequeño maltratado informa que también tiene una grabación del 18 de febrero de cuando Antony cumplió cinco años y le hicieron una fiesta en el Kinder. 

Pascual Castro pide a las autoridades que esclarezcan esta situación, pues aunque no cree que su hermana fuera capaz de maltratar al niño, sí duda de su cuñado: 

“Todo ésto para mí es increíble, aún no lo puedo creer. No se que pasó, nadie me dice nada, con mi hermana no he podido hablar, ahí era casa de sus suegros y apenas en marzo me mandaron fotos del niño, yo le mandaba dinero y todo, entonces no sé en que momento le hicieron eso a mi niño”, declara el papá de Antony: 

“Quiero que el sepa que lo deje encargado ahí en la Ciudad de México porque hay mejores escuelas que en Acapulco donde estaba. Lo dejé no porque no lo quiera, lo deje porque aquí trabajo todos los días y ya estoy separado de su madre, fue por eso, pero nunca pensé que lo trataran así, me duele mucho todo ésto, pobre de mi hijo. Me siento terrible por eso”, explica el papá de Antoni quien reveló que la Embajada Americana agilizará los trámites para que en dos semanas máximo, el niño ya esté con su familia. 

Pascual Castro reveló que gracias a la Embajada mañana tendrá una llamada telefónica con Antony: “le quiero decir que lo quiero, que me perdone, lo dejé con mi familia, con su tía, con su sangre, nunca pensé que terminara de esa manera y sé que pronto estará conmigo”, dice el padre.

jlcg 

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS