Operadores del "El Ojos" tenían clave para librarse de la policía

Con sólo dar la clave “somos gente del patrón”, los operadores de mototaxis y narcomenudistas que trabajaban para Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, eran puestos en libertad por los policías preventivos y patrulleros
De acuerdo con el testimonio de un operador de Felipe de Jesús, con decir “somos gente del patrón” mototaxistas y narcomenudistas eran liberados (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/07/2017
00:58
EL UNIVERSAL
-A +A

[email protected]

Con sólo dar la clave “somos gente del patrón”, los operadores de mototaxis y narcomenudistas que trabajaban para Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, eran puestos en libertad por los policías preventivos y patrulleros tras estar involucrados en algún ilícito o accidente de tránsito.

Así lo reveló un familiar de los dos hermanos que presuntamente fueron ejecutados por Pérez Luna y quien envió un video a EL UNIVERSAL, en el que también relata la supuesta relación entre el capo y el delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado.

El sujeto informa que todos los mototaxis eran propiedad de El Ojos y, además, indica que el jefe delegacional ordenó no molestarlos y permitirles trabajar sin ningún problema en toda la demarcación.

“Yo no entiendo cómo puede ser que tanto mototaxi irregular pudiera circular y ninguna patrulla los detuviera. La orden del delegado fue no molestar a ningún mototaxi, porque eran de Felipe [de Jesús Pérez], obviamente Felipe le daba su renta”, precisa el hombre.

En otra parte de la grabación, este personaje menciona que quien realmente mandaba en la zona era el propio capo, al grado de asegurar que “el delegado nada más obedecía órdenes de Felipe”.

En la imagen, este personaje aparece en una calle de la delegación Tláhuac, recargado sobre un árbol, relatando cada uno de los actos de corrupción, en los que señala está involucrado el propio Rigoberto Salgado, de quien también dice que fue beneficiario de los actos ilegales y despojos que realizaba esta organización criminal.

“No sé dónde dice el delegado que no hay ninguna relación, él estaba todos los sábados en las fiestas de Tempiluli con Felipe, en las fiestas de Zapotitlán sentado con él. Felipe le mandaba a hablar y el delegado tenía que llegas hasta donde Felipe estaba”.

“Él le tenía que informar a Felipe cuando había operativos, qué se estaba manejando, qué se estaba haciendo, el delegado le tenía que rendir informes a Felipe, por eso siempre sabía cuándo había redadas, operativos y él nunca estaba, porque el delegado le informaba, toda seguridad pública le servía Felipe”, revela.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS