Reabren avenida Eduardo Molina, tras socavón

Sacmex reparó el tubo de agua potable fracturado al ablandarse el terreno
Trabajadores rellenaron la oquedad con tepetate e hicieron la repavimentación, aunque la banqueta permanece sin reparar (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
17/07/2017
01:07
Phenélope Aldaz
-A +A

Luego de 24 horas de trabajos de reparación en el socavón registrado en la Avenida Eduardo Molina, la vialidad fue reabierta ayer a la circulación y la Línea 5 del Metrobús retomó su circuito habitual.

De acuerdo con la Agencia de Gestión Urbana (AGU), a lo largo del sábado, personal del Sistema de Aguas (Sacmex) reparó el tubo de agua potable de seis pulgadas de diámetro, que tuvo una fractura al reblandecerse el terreno lo que provocó el hundimiento de la vialidad.
Luego se dio paso a trabajos de relleno con tepetate y repavimentación, con el tendido de 45 metros cuadrados de asfalto, trabajos que concluyeron la madrugada del domingo. Cuadrillas de trabajadores de limpia, realizaron labores de barrido para levantar los residuos que surgieron de la intervención.

Durante la madrugada de este lunes se tiene programado que cuadrillas de la AGU realicen el balizamiento de la vialidad para restablecer la separación de los cuatro carriles (dos para automóviles, uno confinado al Metrobús y el correspondiente a la ciclovía).

La delegación Gustavo A. Madero se encargará de reparar los cuatro metros de banqueta que tuvieron que ser demolidos para componer el tubo dañado.
El sábado por la mañana se reportó un hundimiento de 12 metros de largo en Eduardo Molina con dirección al sur, en el tramo que va de las avenidas Oriente 157 y San Juan de Aragón. El socavón afectó los cuatro carriles de circulación, incluyendo el carril confinado para el Metrobús y ciclistas.

Según explicó la delegación Gustavo A. Madero, desde la noche del viernes se presentó un asentamiento en la vialidad lo que derivó en la apertura del pavimento. Por ello y el paso de vehículos se presentó una fuga de agua en la tubería que pasa por la zona, lo que reblandeció el terreno.

Además del cierre en el paso de vehículos, también se vio afectado el servicio en las estaciones San Juan de Aragón y Preparatoria 3 de la Línea 5 del Metrobús en sentido sur-norte.

“El ritmo acelerado y el nutrido grupo de trabajadores de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) y del Sistema de Aguas (Sacmex) permitió que los labores de reparación se realizarán en aproximadamente en 24 horas y no en tres días, como se había pronosticado”, destacó el Gobierno de la Ciudad de México

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios