Impulsan comedor con agricultura sustentable

Barrio Unido cuenta con su propio granero y un estanque
El espacio tiene un invernadero con 400 plantas; así producen alimentos como chile, lechuga y jitomate; también crían gallinas y peces (IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
14/07/2017
01:32
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

El comedor comunitario Barrio Unido, que se ubica en la zona de Tepito, no es como todos los demás. El recinto alberga un pequeño granero y un estanque para cría de peces, con lo que se busca alimentar a 150 personas diariamente, a un costo de 10 pesos cada una.

Este espacio, habilitado en la Ciudad de México, está construido bajo un modelo de agricultura urbana sustentable.

Aquí, los trabajadores crían sus propios langostinos y siembran sus propias verduras, con los que realizan decenas de platillos para los comensales que asisten.

Sobre sus paredes reposan tubos de PVC (policloruro de vinilo) conectados al estanque, en los que se filtra el agua para producir alimentos acuáticos y vegetales.

Dicha actividad es conocida como acuaponía, se explicó; se trata de un sistema de recirculación de agua para producir, de manera sostenible, alimentos como pescado, chile, lechuga y jitomate.

El lugar también tiene un pequeño granero con 10 gallinas, por lo que el huevo que se utiliza en los diferentes platillos es orgánico.

Además, hay un invernadero con 400 plantas.

El comedor comunitario se compone de tres espacios de entre unos 15 y 20 metros cuadrados, en cada uno se colocan mesas y sillas para los comensales.

Al fondo se encuentra la cocina, desde donde salen cuencos humeantes de sopa de fideo y platos con arroz, frijoles y calabacitas a la mexicana.

Los desechos que genera el comedor se destinan a la composta.

Este recinto no sólo destaca por su estanque y agricultura, sino también por ser uno de los primeros comedores en contar con un lavamanos donado por la Asociación Construyendo y Creciendo.

Pegado a la pared se encuentra un cartel en el que se explica el correcto proceso de higiene.

Antes de sentarse a comer, un hombre y su hijo de unos 5 años van al lavamanos, ambos miraron el cartel y juntos siguen los pasos para dejar sus manos limpias.

La Asociación Construyendo y Creciendo busca replicar la acción del padre e hijo, por lo que donará 200 lavamanos a igual número de comedores comunitarios de la Ciudad de México.

De acuerdo con el gobierno capitalino, este año se asignaron 20 millones de pesos a estos espacios, que se destinarán para su remodelación y equipamiento, mediante el cambio de estufones, refrigeradores, congeladores, licuadoras industriales, ollas, sillas y tablones, entre otros utensilios.

Por la instalación de este tipo de comedores sustentables, la Ciudad de México ha sido reconocida por organismos internacionales, como la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Actualmente, en la ciudad operan 351 comedores comunitarios, 56.3% más de los que existían 2014, en los que diariamente se ofrecen más de 55 mil raciones de alimentos con un costo de recuperación de 10 pesos.

Se prevé que para 2018 se sumen 500 unidades, en las que se ofrezcan un total de 83 mil servicios de comida.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS