“Cualquier método en Morena para elegir candidato es bueno”

Los tres aspirantes contenderían por encuesta o consenso; dicen que seguirán en el partido pese al resultado
RICARDO MONREAL ÁVILA, Delegado en Cuauhtémoc; MARTÍ BATRES GUADARRAMA, Presidente de Morena en la CDMX; CLAUDIA SHEINBAUM PARDO, Delegada de Tlalpan (FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
11/07/2017
01:03
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Los tres aspirantes a la candidatura de Morena para el Gobierno de la Ciudad de México, Ricardo Monreal Ávila, Martí Batres Guadarrama y Claudia Sheinbaum Pardo, coinciden que cualquier método para elegir al aspirante rumbo a 2018 es bueno, ya sea por consenso o encuesta.

Incluso, Sheinbaum espera que se actúe con altura política, que es lo que caracteriza a Morena, y que los tres respeten los estatutos del partido.

Por separado, cada uno habla de la determinación para que el Consejo Estatal de la Ciudad de México busque un gran acuerdo y sea a través de éste como se defina al candidato que luchará por la Jefatura de Gobierno.

“Voy a la delantera”. Al cuestionar al jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, sobre el hecho de que la elección sea por un acuerdo y no por una encuesta, señala: “Hoy continúo adelante, liderando las preferencias electorales, no sólo de población abierta sino también de la militancia de Morena”.

Menciona que tiene plena confianza en su camarada Martí Batres Guadarrama, presidente de Morena en la Ciudad de México.

También cree en la “madurez e inteligencia” de los integrantes del Consejo Estatal para definir al aspirante al gobierno capitalino.

“Quiero ganar a la buena con la militancia, todos tenemos ideales y principios y estoy seguro que esto prevalecerá”, indicó.

“¿Oiga y no habrá mano negra, dedazo para la designación?”, se le pregunta al delegado.

Sonríe y confía en que no: “Vamos a ver qué sucede. Confío en la inteligencia de los consejeros, que nos permitan caminar unificados”.

Aclara que la vida no se le va a ir si no es candidato y que su apoyo está con el líder nacional de Morena.

“Estoy tranquilo, no soy ambicioso vulgar, no me interesa llegar con trozos de dignidad y mi deseo es que Andrés Manuel López Obrador sea presidente de la República”, indica.

“No se beneficia a nadie”. Martí Batres, líder de Morena en la capital, concuerda con su contrincante al expresar que, sin importar el método al que sean sometidos, saldrá adelante.

“Son buenas reglas y se va a platicar mucho en la Ciudad y si no se llega a consensos está la encuesta. Somos buenos compañeros [Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum] y confío plenamente en ellos”, manifiesta.

Niega que a través de un acuerdo él se vea beneficiado como presidente del partido: “No se beneficia a nadie si es por consenso o encuesta está bien. Cada una tiene sus virtudes”.

“El método de consenso permite cerrar filas con todos y la encuesta permite ubicar a quien esté mejor posicionado”, sostiene el aspirante a candidato para 2018.

—Oiga, ¿si por consenso no fuera el nombre de Martí Batres, no habría ningún problema para la candidatura a Jefatura de Gobierno?

—Todavía no platicamos, esa pregunta está fuera de tiempo.

“Tengo capacidad”. Por su parte, la titular de la delegación Tlalpan, Claudia Sheinbaum, asegura que quienes aspiran a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, a las diputaciones o alcaldías, están por un proyecto y no se trata de asuntos personales.

Asegura que los tres aspirantes de Morena llegan unidos y fortalecidos al proceso interno, ya que lo más importante es la transformación del país y, por lo tanto, siempre actuarán en consecuencia.

En lo que respecta a ella, aclara que tiene experiencia y capacidad para gobernar, pero si la encuesta o el consenso no la favorecen seguirá luchando por la transformación del país.

—¿No le afectaría no estar?

—No, para nada, si las encuestas deciden otra cosa vamos a estar luchando por la transformación.

La delegada no se dijo extrañada de que la elección sea por consenso, ya que es lo que siempre ha buscado Morena y no sólo para el caso de la Jefatura de Gobierno sino para todos los puestos de elección popular que vienen para el 2018.

Sheinbaum tiene claro que si no hay acuerdo por consenso se tendrá que realizar la encuesta.

Además, descarta que como mujer pueda tener alguna influencia para lograr la candidatura por la importancia que representa la equidad de género en su partido.

“En este caso, el tema de género está perfectamente establecido en candidatos a diputados y a las jefaturas delegacionales, no tanto así para gobernadores o jefe de Gobierno. En todo caso, soy mujer de una visión distinta de la realidad y una manera de enfrentar las cosas distintas”, indica.

Confirma que esta semana iniciarán las mesas de pláticas para arribar un consenso; aunque clarifica que primero será con el tema de las alcaldías, las diputaciones locales, federales y, al término, la Jefatura de Gobierno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS