Lluvia retrasa los trabajos de remozamiento en Zona Rosa

Lodo y encharcamientos en varias calles dificultan labor de cuadrillas; “No podemos colar si hay agua; se hace lo que se puede”, dicen empleados
En un recorrido por la Zona Rosa se observó que las labores de los trabajadores se complican por el lodo acumulado en las calles (GERARDO SUÁREZ. EL UNIVERSAL)
01/07/2017
01:03
Gerardo Suárez y Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Las obras de rehabilitación de la Zona Rosa, en la delegación Cuauhtémoc, se han visto mermadas por las recientes lluvias, lo que ha provocado algunos retrasos, de acuerdo con trabajadores entrevistados.

En un recorrido, se observó que las tormentas de esta semana provocaron lodo y encharcamientos que complican las maniobras de los trabajadores, sobre todo en los frentes de obra donde aún no se han llevado a cabo trabajos de reencarpetado.

“Las lluvias son un problema, sí atrasan mucho. Hay cosas que no se pueden hacer, como el colado, porque si se moja, se daña; pero se avanza en otras actividades”, comentó uno de los empleado en el frente de obra de la calle Génova.

Luego de las precipitaciones del miércoles y jueves pasados, ayer se observó que se retomaron las labores de colado de concreto en las banquetas de dicha calle, en el tramo que va de Estrasburgo a Hamburgo.

Sin embargo, otros puntos donde el agua causó complicaciones fue en calles como Londres, al cruce con Amberes, donde también había demasiado lodo, pues la tierra aún estaba levantada para hacer obras de mejoramiento a la red hidráulica.

Trabajadores consultados, quienes optaron por omitir sus nombres, explicaron que las obras continúan en la medida de lo posible.

“Se hace mucho lodo, se removió durante un día, pero es cuestión de nunca acabar. Hay que seguir, pero eso también va atrasando la llegada de las ollas de concreto [para el nuevo arroyo vehicular]”, describió un trabajador en la calle Londres.

“Se complican los trabajos en el tema de materiales, porque se mojan y no se pueden utilizar”, dijo otro empleado en la calle Havre.

En mayo, las obras ya se habían retrasado cerca de una semana, pues la maquinaria tuvo que pararse debido a las contingencias ambientales.

Fabiola, quien labora en un bar de la calle Estrasburgo, solicitó a las autoridades “que definan, ahora sí” una fecha de término de la rehabilitación de la zona, pues comenta que les han mencionado diversos plazos, pero al final se postergan, lo que afecta la llegada de clientes al establecimiento.

Las obras de rehabilitación iniciaron en enero pasado y abarcan 15 calles; se tenía previsto concluirlas en agosto próximo. En los últimos días se han entregado los primeros tramos renovados en las calles Biarritz y Londres, al tiempo que la demarcación indicó que en próximos días se entregará otro trayecto en Oxford.

Avances recientes. En un recorrido se observó que un par de cuadras de Havre y Génova, las colindantes con Paseo de la Reforma, están casi concluidas, pues ya se hizo el colado del concreto hidráulico estampado para el arroyo vehicular.

Humberto Chavarría, director general de Obras y Desarrollo Urbano en Cuauhtémoc, informó a través de su cuenta de Twitter que también se hizo el colado de banquetas en Génova, entre Génova y Estrasburgo.

Disminuyen lluvias. Tras dos días caóticos por las fuertes lluvias en la ciudad, ayer se registraron precipitaciones ligeras en la mayoría de las delegaciones; no se reportaron encharcamientos ni otras afectaciones.

Ayer amaneció lloviznando y por la tarde se registraron precipitaciones en las delegaciones Iztapalapa, Xochimilco, Tláhuac, Coyoacán, Milpa Alta, Miguel Hidalgo, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza e Iztacalco, con lluvia no mayor a tres milímetros.

Para evitar inundaciones en próximas tormentas, se recomienda limpiar coladeras y no tirar basura en la calle, uno de los factores principales de los encharcamientos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS