Adultos habrían planeado envenenar a menores y posterior suicidio

Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, refirió que los adultos se pusieron de acuerdo, según los recados póstumos que tiene la Procuraduría
Foto: Guillermo Perea / El Gráfico
09/06/2017
18:54
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Mireya habría planeado, junto con sus padres, su suicidio y la muerte de sus hijos, luego de que su ex pareja obtuviera la custodia de los niños.

Oscar Montes de Oca, subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, refirió que los adultos se pusieron de acuerdo, según los recados póstumos que tiene la PGJCDM,
“Hace falta confirmar la letra, para corroborar que corresponda a los adultos”, mencionó en entrevista con MVS.

“Pero las demás evidencias apuntan a que se ponen de acuerdo para llevar a cabo la privación de la vida de los menores, a través de una intoxicación por medicamentos y, a su vez, ellos mismos”.

En este caso, la única que sobrevivió fue la abuela, internada en un hospital en estos momentos.

Sobre el padre de los menores, el funcionario dijo que ya se presentó a la agencia del Ministerio Público a reclamar el cuerpo de los hijos.

Mencionó que, efectivamente, hay un antecedente de varias denuncias hacia él, así como del padre a la madre, y se hacen acusaciones mutuas.

Explicó que algunos de los expedientes ya fueron resueltos.

“Desde luego se practicaron todas las pruebas conducentes a los menores de edad, donde no reflejaban ningún abuso sexual”.

Sin embargo, sobre el caso de la Magdalena Contreras, dijo que, por ahora, no le resulta ninguna participación.

“No hay una inducción, o una coparticipación, o alguna otra figura jurídica que permita presumir que él sería penalmente responsable por esos hechos, de momento”.

El subprocurador fue cuestionado sobre si acaso no hubo manera de evitar la tragedia.

“Nosotros integramos los expedientes en base a las pruebas que se aportan, desde luego intervienen sicólogos, trabajo social, veo que a los niños les hicieron la prueba de bostik y no reflejaron ninguna conducta.

“Nuestro compromiso, nuestra obligación como institución, como representantes sociales en la investigación, pues no da más. Esas son las partes legales que debemos tener nosotros”.

Si requerían otro tipo de ayuda, ya   sería responsabilidad de la familia, apuntó el funcionario local.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS