Crean programa para conservar el ahuejote en Tláhuac

El ahuejote es un árbol representativo de México y es fundamental para la construcción del sistema de chinampas en Tláhuac, por ello Rigoberto Salgado ha creado el Programa de Producción y Reforestación
Foto: (Tomada de Facebook: Ruta Turistica Tlahuac)
06/06/2017
10:43
Notimex
México
-A +A

El ahuejote es un árbol representativo de México y ha sido fundamental para el desarrollo y construcción del sistema de chinampas en Tláhuac, mismas que son básicas para la producción agrícola, y el sustento de familias en la demarcación.

Para ello, el gobierno delegacional encabezado por Rigoberto Salgado Vázquez, han implementado, a través de la Dirección General de Desarrollo Económico y Rural, el Programa de Producción y Reforestación del Ahuejote, informó la delegación en un comunicado.

El programa, precisó, consiste en la conservación de esta importante especie mediante la poda sanitaria, control de plagas, además de la producción de otras especies como el sauce llorón, el pino, magueyes, fresno, huizache, cedro blanco, ocote, oyamel, entre otros.

Explicó que para este programa de Producción y Reforestación, se han invertido 312 mil 828 pesos en maquinaria y herramientas; 69 mil 050 pesos para la producción de diversas especies de árboles, entre ellas el ahuejote y seis mil pesos para la adquisición de bioplaguicidas.

De acuerdo con el área encargada de la vigilancia y aplicación del programa, la meta anual de conservación del ahuejote es de 350 ejemplares, donde las cuadrillas se encargan de llevar a cabo la poda sanitaria correspondiente y tomar las medidas necesarias en caso de encontrar algún tipo de plaga.

Además, se realizan monitoreo de los ahuejotes de las zonas chinamperas de San Andrés Mixquic, San Juan Ixtayopan, San Nicolás Tetelco y San Pedro Tláhuac.

Cabe mencionar que la Dirección General de Desarrollo Económico y Rural cuenta con un vivero para la producción de diversas especies de árboles.

Precisó que la producción de árboles de ahuejote se puede dar de dos formas: la reproducción vegetativa donde se utilizan varetas obtenidas de los mismos árboles que se encuentran en las chinampas y que se colocan en bolsas con tierra estimulando la formación de raíces y posteriormente trasladar el árbol al lugar de la plantación definitiva.

El otro sistema de producción es por semillas, donde se permite tener una variabilidad genética en el arbolado, lo cual lo hace más tolerante al daño de plagas y enfermedades. 

 

egm 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS