Muestran la cara turística de Iztapalapa

El paseo, que se brinda sólo los domingos, es gratuito; presumen Pasión de Cristo, esculturas y gastronomía
La primer parada del tranvía que recorrerá Iztapalapa es el Museo de Las Culturas. El trayecto dura 40 minutos y el vehículo en el que viajan tiene capacidad para 30 personas. (FOTOS: JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
03/06/2017
01:05
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Iztapalapa no es sólo delincuencia y falta de agua, la demarcación cuenta con zonas de alto valor turístico, cultural y gastronómico, afirmó Consuelo Flores Toro, directora del Museo de las Culturas. El recinto es la primera parada del nuevo circuito del Tranvía Turístico gratuito en Iztapalapa.

La mujer ofrece un recorrido a EL UNIVERSAL por la galería, la cual tiene forma de caracol. De abajo hacia arriba el visitante puede apreciar exposiciones fotográficas, esculturas, maquetas de la Iztapalapa antigua, y hasta recorrer un pequeño laberinto. Al final, hay un mirador con vista hacia el Cerro de la Estrella y a las cientos de casas grises de ladrillo y cemento.

Luego de 40 minutos de recorrido, el grupo de visitantes abandona el lugar para abordar el tranvía que tiene capacidad para 30 personas.

Arturo Marroquín, promotor cultural y guía, se presenta ante su público. Con el apoyo de un megáfono cuenta la historia de la iglesia de La Cuevita, recinto religioso que alberga la imagen original del Señor de La Cuevita que libró de una epidemia de cólera a la población iztapalapense, lo que dio origen a la representación de la Pasión de Cristo, una de la más grandes e importantes a nivel mundial.

El tranvía sigue su curso por la calzada Ermita Iztapalapa, una de las vías más antiguas de la Ciudad de México. En medio del calor, el tránsito, puestos ambulantes y cientos de grafitis, Arturo Marroquín presume la escultura de bronce de Las Manos Unidas, que también es una fuente que representa la unión de los pueblos iztapalapenses.

El recorrido continúa hasta la avenida Año de Juárez, donde hay un parque lineal recién rehabilitado.

Hay bancas, mesas, pasto, árboles, juegos para niños y aparatos para hacer ejercicio. El guía se hace a un lado y da paso a un animador, que con la cara pintada de blanco, antifaz plateado, sombrero y tirantes negros, hace cantar a la gente. Su presentación dura unos siete minutos.

El parque desemboca en una glorieta de 13 mil 550 metros cuadrados, donde los visitantes pueden adquirir artesanías como figuras de cartón hechas por personas de la tercera edad.

El tranvía se incorpora a la avenida Culturas Prehispánicas, a ambos lados hay coches estacionados; sin embargo, sobre el camellón reposan réplicas de pirámides antiguas y un pilar del templo de los Toltecas.

tranvia_iztapalapa_acamapichtli_turibus_museo_de_cultura_45283690.jpg

La cara bonita. La ruta continúa hacia el Circuito Interior, el tranvía da vuelta a la derecha y llega a la escultura Danza del Fuego Nuevo, ubicada entre el circuito y Eje 6 Sur.

Se trata de cuatro figuras de más de dos metros de alto pintadas de color amarillo, rojo, azul y morado respectivamente, que levantan una estrella.

Anteriormente el lugar era zona de basura, en las paredes había grafitis; ahora está recién rehabilitado. En aquel momento, trabajadores de la demarcación cortaban pasto y plantaban flores de colores.

El tranvía volvió a dar vuelta a la derecha, sobre Eje 6 siguió su camino unos 400 metros hacia adelante hasta la entrada de la Nueva Viga, que es la comercializadora de pescados y mariscos más grandes de América Latina y la segunda a nivel mundial.

El recorrido estuvo a cargo de María del Carmen Guzmán Álvarez, administradora del lugar, y de Rogelio Hernández, también conocido como El Chef de las Estrellas, pues su restaurante Erizo Loco ha sido visitado por diversas personalidades como el cardenal Norberto Rivera Carrera.

Don Rogelio explicó que en la Nueva Viga comercializan más de 500 especies marinas provenientes de diversos países como Estados Unidos, Canadá, Chile y Noruega.

tranvia_iztapalapa_acamapichtli_turibus_museo_de_cultura_45280787.jpg

Destacó que como parte del recorrido en tranvía se ofrecen paquetes de comida a 100 pesos, algunos incluyen filete de pescado, ensalada, arroz, refresco o agua. Además, los visitantes recibirán una cuponera para consumir pescados y mariscos, y recibirán consejos para preparar sus alimentos.

Para finalizar la ruta turística, los visitantes suben al tranvía de regreso al punto de partida.

En entrevista, la delegada Dione Anguiano destacó que el objetivo del paseo es rescatar las tradiciones y cambiar la imagen de Iztapalapa.

“Las cosas existen, están ahí, pero, efectivamente, estaban escondidas, sucias, lo único que hicimos fue darle mantenimiento a los puntos”, dijo.

Comentó que se invirtieron alrededor de 30 mil pesos para mejorar el tranvía, el cual estuvo abandonado hasta esta administración.

Adelantó que se trabaja en otro circuito que se dirija a la pirámide del Fuego Nuevo, el mirador y los temazcales en el Cerro de la Estrella.

El servicio del tranvía en Iztapalapa es gratuito y estará disponible todos los domingos en un horario de las 10:00, 12:00, 14:00 y 16:00 horas en el Museo de las Culturas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS