Exige que muerte de su hija no quede impune

Desdén. A las pocas horas que Luz despareció su familia acudió al Capea, donde le dijeron que no se preocuparan, que tal vez “andaba de luna de miel” con el novio (ASAMBLEA LEGISLATIVA)
26/06/2017
01:12
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

“Yo no sé si en mi entorno esté el feminicida de mi hija y otra mujer esté en peligro”, declara Wendy Vázquez, madre de Luz Adriana Castillo Vázquez, una joven de 19 años de edad que murió a causa de un traumatismo craneoencefálico y hasta ahora no hay ningún responsable de este homicidio.

A tres meses de la desaparición de su hija y dos de haberla encontrado, antes de que fuera a dar a la fosa común, pide a quien sea nombrado nuevo titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina dé la certeza de quién o quiénes fueron los asesinos de su hija, “a quien le truncaron su vida, sus sueños y las ganas de ser médico veterinaria”.

“Me angustia mucho que pueda haber fallas en el proceso, en los detalles, en Capea la ayuda que me dieron fue nula, para ellos [mi hija] es una cifra más, una gráfica y para mí es mi única hija”, comentó.

Acusa que a las pocas horas de su desaparición, el Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (Capea) de manera desafortunada no quiso levantar el acta de inmediato. Se limitó a decir a los padres de la víctima que no debían preocuparse, tal vez “andaba de luna de miel” con el novio.

Wendy Vázquez, quien acudió con la diputada local de Morena Beatriz Rojas a pedir ayuda, dice que continúan las investigaciones, pero que la resolución del caso avanza muy lento y se desespera.

Luz, originaria de la delegación Iztapalapa, desapareció el 31 de marzo de este año y su cuerpo fue encontrado el 8 de abril, aunque las autoridades informaron sobre el hallazgo hasta el 27 de abril.

En el lugar donde se localizó el cuerpo de su hija, refiere la madre, hay tres cámaras de vigilancia, pero se desconoce si se pudieron checar y recabar datos del momento en que es tirado el cuerpo.

“Yo no sabía que las cámaras del Metro sólo tienen una duración de vida entre cinco y siete días; las de alta definición, de cuatro días. A mi cuando me dan el oficio para revisar las cámaras que hay en el Metro es el 17 de abril y ya no se pudo rescatar nada de información y a quien culpo de esto es a las autoridades, se esperaron mucho tiempo”, reclama Wendy Vázquez.

Tiene miedo que por esta y otras fallas no se integre adecuadamente la carpeta de investigación.

“Lo que ha estado en nuestras manos lo hemos aportado [a la investigación], estamos haciendo nuestra chamba para encontrar a el o los feminicidas de mi hija; sin embargo, no quiero que me digan el día de mañana que por negligencia de las autoridades no se dará certeza de quien mató a Luz”, manifestó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS