Exigen alto a la violencia y discriminación

Dicen que a pesar de los logros alcanzados, queda un largo camino por recorrer
El apoyo a las familias diversas fue una de las consignas durante el pronunciamiento de los organizadores, quienes pidieron respeto a su vida, su libertad y seres queridos. (JORGE SERRATOS. EL UNIVERSAL)
25/06/2017
01:06
Pedro Villa y Caña y Dennis García
-A +A

[email protected]

A pesar de las muchas conquistas alcanzadas, aún queda un camino largo por recorrer para el movimiento Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI), pues en México todavía se asesinan y discriminan personas por su preferencia sexual; por ello, el sector pide justicia para las víctimas, subrayó Alhelí Ordóñez a nombre de esa comunidad, antes de iniciar la marcha.

Al leer el pronunciamiento general de esa comunidad, destacó: “Mucho hemos logrado en estos años de lucha y movilización, pero el camino aún es largo. Vamos a llegar al Zócalo como cada año, para pedir justicia por nuestras hermanas trans, lesbianas, gay y bisexuales que han sido asesinadas y para las familias que sufren discriminación, para los compañeros que aún no son libres de salir y nombrarse, para estas poblaciones que aún no podemos llamarnos libres, ni satisfechas”.

“Hoy vamos a recorrer estas calles para invitar a quienes no lo han hecho por un miedo legítimo, para decirles allá afuera que no están solos y que el movimiento LGBTTTI es cada día más fuerte y no se detendrá jamás. Vamos a llegar al Zócalo como cada año, para decirles a nuestro Estado y a nuestra sociedad que estos somos, que estas son nuestras familias, estos son nuestros cuerpos, que somos muchos, que cada día somos más”, agregó.

Señaló que la marcha fue para recordar a todas aquellas personas que, en casi 40 años , han luchado por los derechos de la diversidad sexual y para que “este movimiento sea un grito de esperanza, capaz de cambiar la vergüenza por orgullo, porque nuestro grite llegue a todos los rincones de este país”.

Agregó que, a pesar de que sea una celebración al orgullo de ser de la comunidad gay, también es una movilización por la justicia de cientos de años de invisibilidad, de violencia, y para pugnar por una ciudadanía digna.

En voz de Alhelí , los organizadores señalaron que las miles de personas que cada año asisten a esta marcha lo hacen para celebrar que las alianzas con otros grupos a ocasionado que el movimiento de diversidad gane espacios.

“Nos aliamos con otras causas y movimientos, por una ciudad orgullosa de sus identidades diversas y por una comunidad que se construye desde nuestras diferencias”, agregaron.

“Vamos a abrazar a nuestra gente y a nuestra gente y a nuestras familias, vamos a bailar juntos, a gritar por el respeto a nuestra vida, a nuestra libertad y a nuestras familias”, dijeron.

En el comunicado, las organizaciones también recordaron los asesinatos contra Jessica Patria González Tovar, quien el año pasado fue asesinada en Monclova, Coahuila, por su preferencia sexual, así como por Alessa Flores, una mujer transgénero quien en octubre de 2016 fue hallada estrangulada en un hotel de la colonia Obrera en la capital mexicana.

Además, se pidió justicia por Itzel Durán, reina de belleza transexual en Comitán, Chiapas quien fue apuñalada en el cuello frente a su domicilio en octubre del año pasado.

“Por Alessa, por Jessica, por Itzel, porque se alcance la justicia y porque se respete nuestra vida. Por hacer de esta movilización la fiesta de libertad y de justicia más grande, fuerte, digna y contundente de nuestra ciudad y de nuestro país”, indicaron.

Derechos humanos. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que no son suficientes las legislaciones para eliminar la discriminación que aún permea en la sociedad hacia la población LGBTTI.

En el marco de la marcha, el organismo, que encabeza Luis Raúl González Pérez, lamentó que sólo nueve entidades del país reconocen en su legislación el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo.

Hizo un llamado para reconocer la dignidad humana de esas poblaciones, ya que se encuentran en una posición de desigualdad en la sociedad y son discriminados.

Recordó que el organismo emitió la Recomendación General número 23/2015, para que los Congresos de los estados legislen al respecto; además, existe jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre que la exclusión de parejas del mismo sexo para contraer matrimonio es inconstitucional.

Sostuvo que se requiere fortalecer la construcción de una cultura de igualdad de derechos, de trato y de acceso a las oportunidades de desarrollo de todas las personas. Agregó que es necesario la erradicación del estigma, prejuicios y discriminación motivada por orientación sexual o identidad de género.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS