Se encuentra usted aquí

Cambian rostro a Pino Suárez

La CDMX invierte 96 millones de pesos para rehabilitar y rescatar el acceso sur hacia el Zócalo, en las zonas de San Antonio Abad y donde estaba el Mercado de Pulgas
A lo largo del corredor se dará prioridad al peatón, ampliarán las banquetas, colocarán fuentes secas, juegos infantiles y un skate park, también se mejorará la iluminación y rescatarán fachadas (FOTOS: IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
23/06/2017
04:20
Phenélope Aldaz
Cuauhtémoc
-A +A

[email protected]
Con una inversión de 96 millones de pesos, el Gobierno de la Ciudad de México trabaja en la rehabilitación y rescate del acceso sur hacia el Zócalo, desde San Antonio Abad hasta la Plaza Pino Suárez.

Los trabajos, previstos para concluirse en septiembre próximo se llevan a cabo en dos frentes: por un lado, la Plaza Pino Suárez, a cargo de la Autoridad del Espacio Público (AEP), y la zona de San Antonio Abad, donde fue desmantelado el Mercado de Pulgas por el Fideicomiso del Centro Histórico.

A lo largo del corredor, que busca dar prioridad al peatón, se ampliarán las banquetas, colocarán fuentes secas, juegos infantiles y un skate park, también se mejorará la iluminación y rescatarán fachadas.

Seguridad

En entrevista con EL UNIVERSAL, el titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP), Roberto Remes, enfatizó que uno de los principales objetivos es que las personas se apropien del espacio y, con ello, se mejoren las condiciones de seguridad de una zona dedicada principalmente a la venta de ropa.

“Hoy uno puede caminar muy bien a lo largo de Pino Suárez, que va de Izazaga al Zócalo; uno puede caminar muy bien desde el Monumento a la Revolución al Zócalo, uno ya puede caminar muy bien sobre Corregidora, hay una serie de rehabilitaciones en la zona central como La Plaza de Santa Catarina, en donde uno se puede mover con seguridad. La ciudad exige ahora crecer esa marcha central que está recuperada. Uno de los puntos donde no funciona bien es en el corredor de San Pablo y esto empieza con la Plaza Pino Suárez”, dijo.

Roberto Remes precisó que “en términos generales lo que se busca es detonar un espacio seguro. No va a ser de la noche a la mañana como en muchos lados. Si ustedes recuerdan, Regina en un inicio estaba llena de policías y con forme la gente fue ganando el espacio ahorita ya no hay policías. Lo que buscamos es la recuperación y las inversiones, que con ello llegarán a la zona”.

El director del Fideicomiso del Centro Histórico, Mariano Leyva, expuso que se trata de una zona “tremendamente complicada”, rodeada de barrios y unidades habitacionales en donde no se tienen espacios públicos. “La idea es hacerlo peatonal para que la zona no sólo sea transitable sino también disfrutable”, afirmó.

“Originalmente era el Mercado de Pulgas y después se volvió, sobre todo, en donde el comercio ambulante se desbordaba por completo. Eran un montón de anomalías ahí muy graves y el origen de este proyecto es recuperar una zona que, insisto, la gente que vive ahí ni siquiera la puede disfrutar”, afirmó.

El perímetro de intervención va desde San Antonio Abad —en su intersección con Cerrada de Fray Servando— pasando por Chimalpopoca y calle Nezahualcóyotl, hasta llegar a la Plaza Pino Suárez; área en la que, coincidieron ambos funcionarios, se presentan problemas como inseguridad, indigencia, drogadicción e incluso trata de personas.