INAH da aval para continuar obra de L7 del Metrobús

Asegura que no se afectan valores patrimoniales; inició CDMX obras sin permiso del instituto
El consejero jurídico de la CDMX, Manuel Granados, informó que el juez autorizó continuar con los trabajos en el carril confinado sobre Paseo de la Reforma, para garantizar la vialidad y que se eviten accidentes. (VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
22/06/2017
01:01
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

El Gobierno de la Ciudad obtuvo el 19 de junio el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la construcción, en su totalidad, de la Línea 7 del Metrobús; además, podrá continuar con los trabajos del carril confinado sobre Reforma.

“De acuerdo con planos, diagramas, cuadros, especificaciones, memorias técnicas y demás documentación técnica, revisada, sellada y autorizada, citada en el expediente y conforme al dictamen técnico emitido por esta Coordinación Nacional a mi cargo, permite señalar que el proyecto no altera o afecta negativamente los valores patrimoniales de los sitios históricos protegidos por la legislación vigente”, argumentó el INAH.

En el documento, firmado por Arturo Balando, coordinador Nacional de Monumentos Históricos del INAH, se indica que los parabuses deben tener un “diseño transparente, ligero y en colores neutros”, además de estelas similares a las de la Línea 4.

También precisa sobre la “cancelación de bahías de embarque/desembarque en el tramo que cruza la primera sección del Bosque de Chapultepec para evitar la reducción de los senderos peatonales y la obstrucción de las perspectivas del bosque”.

Según el consejero jurídico, Manuel Granados, apenas este martes el INAH les autorizó todo el proyecto, incluyendo la construcción de 30 estaciones y dos terminales: “Otorgó una autorización completa para el proyecto corredor vial Metrobús y sus adecuaciones para el servicio complementario, señalando específicamente todos los trabajos que se tienen que realizar tanto de temas del trazo geométrico de las vías, los carriles confinados, la construcción de las estaciones, colocación del mobiliario, todo lo que tiene que ver con esta obra.

“Todo ello se ha llevado a cabo también con una autorización donde el INAH establece que no hay afectación a los valores patrimoniales de los sitios históricos protegidos por la legis-lación vigente. Eso para nosotros es muy importante, en tanto que era uno de los puntos principales que el propio juez había señalado y eso ya se hizo de su conocimiento”, explicó.

Granados precisó que este aval ya fue integrado al expediente del caso; confió en que con ello y en suma a las pruebas de que no hay afectaciones al Bosque de Chapultepec ni al patrimonio histórico sobre el Paseo de la Reforma, como acusó la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA), la próxima semana el juez emita su pronunciamiento final y se puedan retomar por completo las obras.

En el documento se especifica que el INAH y el gobierno capitalino acordaron llevar a cabo un programa integral de rescate de Paseo de la Reforma, que contempla: retiro de publicidad de zonas patrimoniales protegidas así como de mobiliario urbano irregular (antiguos parabuses, kioscos de periódicos y de venta de flores), y se deberá elaborar un proyecto de recuperación de esculturas, jarrones, fuentes y bancas.

Condicionante. La suspensión que ordenó el juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, está sirviendo para regularizar las obras del Metrobús, pues hasta este 19 de junio el INAH le concedió oficialmente al Gobierno de la Ciudad de México la autorización total para la construcción de la Línea 7 de este sistema.

Antes de esa fecha, la administración capitalina no contaba con la autorización del INAH. El permiso condicionó su aplicación a una serie de medidas para a evitar publicidad que afecte el entorno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS