Amparo no tiene un fin político: ambientalistas

AMDA reprueba al Gobierno a pasar por alto la suspensión ordenada por un juez para suspender los trabajos de la Línea 7 del Metrobús
(FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
17/06/2017
01:01
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

Rolando Cañas, presidente de la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA), asociación civil que promovió el amparo que ha frenado la construcción de la Línea 7 del Metrobús, reprobó que el Gobierno capitalino abra la puerta a pasar por alto la suspensión ordenada por un juez para suspender los trabajos de este corredor de transporte público sobre Paseo de la Reforma.

Ante la polémica desatada por el amparo promovido, el abogado en materia ambiental sostuvo que no se oponen al transporte público sustentable, pero en este caso advirtieron que hay presuntas violaciones a los derechos humanos.

El jueves pasado el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aseguró ser respetuoso de las instituciones, pero que “todo tiene un límite” y, de ser necesario, continuaría con la obra a pesar de que pudieran surgir amenazas de ser denunciado por desacatar la suspensión, pues la obra es en beneficio de la gente.

“En un procedimiento judicial no existe tema de amenazas, las autoridades responsables tienen la obligación de cumplir lo que decreta un juez, me parece grave que cualquier ciudadano se niegue a respetar la voluntad de un juez, que es una voluntad razonada y proviene de un procedimiento constitucional”, mencionó Cañas Moreno.

Recordó que en la sentencia de la suspensión de la obra hasta resolver el fondo del amparo, advirtió que el incumplimiento llevaría aparejadas diversas sanciones de orden penal.

Aseguró que la AMDA no persigue un fin político, pues la asociación civil lleva 40 años en la defensa de la ecología, y que ellos se apegarán a seguir el litigio en los juzgados y no a litigar a través de los medios.

Transporte sustentable. Sostuvo que ellos consideran que el proyecto viola diversos derechos humanos y por ello lo impugnaron, aunque defendió que también están a favor del transporte público.

“La obra debió ser consultada previamente, se vulnera el derecho al medio ambiente y a la salud”, indicó Rolando Cañas.

Ante los señalamientos del Ejecutivo local de tener los argumentos para seguir la obra, comentó que será el Poder Judicial el que lo determine y recordó que ya hubo una primera audiencia en la que el gobierno pudo desahogar alegatos y documentos, y aún así el juzgador otorgó la suspensión definitiva.

Luego de que el gobierno capitalino exhibió que tiene permisos del INAH sólo para hacer obras de sustitución de la carpeta asfáltica y tramitará los concernientes a la colocación de estaciones, Rolando Cañas dijo que ese documento no aparecía en el expediente del proyecto pero aún así señaló que “los permisos de las autoridades federales deben tenerse previamente a la obra”.

“Estamos a favor del transporte público sustentable, planeado, legal, consultado y debatido entre técnicos, expertos y la población, pero nos parece que el Metrobús por Reforma no cumple con ninguna de estas características”, insistió.

Ante los señalamientos de que el freno tiene tintes políticos o partidistas en los que se señala a Morena, el abogado afirmó que “la AMDA es apartidista, no nos mueve ningún interés de otro tipo más que la salvaguarda de los derechos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS