La mexicana, de mina a parque en Santa Fe

El proyecto lleva 70% de avance, en su interior se encontrarán una ciclopista, un lago artificial, cascada y 10 jardines, algunos temáticos. El mantenimiento se realizará con los ingresos de espacios de concesión, informaron
De acuerdo con autoridades capitalinas, el parque quedará listo en agosto próximo. En total, se plantarán 2 mil árboles de cinco a siete metros de altura, tanto en áreas verdes como en la vialidad vehicular (Fotos: JUAN CARLOS REYES)
10/06/2017
04:30
Gerardo Suárez
-A +A

Con 70% de avance, el parque La Mexicana, en la zona de Santa Fe, ya toma forma definitiva en un terreno de 28 hectáreas que había servido en el pasado como mina a cielo abierto, pero ahora será un espacio gratuito con jardines, lago artificial, skatepark, anfiteatro, ciclopista, corredor gastronómico, entre otros atractivos.

Este espacio en la delegación Cuajimalpa quedará listo en agosto próximo y se lleva a cabo con una inversión de cerca de 2 mil millones de pesos, provenientes de constructores que harán diversos desarrollos inmobiliarios en 30% del área de La Mexicana, explicó Felipe Gutiérrez, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se observó que está concluida la avenida Luis Barragán, que cruza de lado a lado el área verde, de Tamaulipas a Francisco J. Serrano, mientras que los avances mayores en los jardines están en el extremo cercano a esta última avenida.

Además, están concluidas las redes de agua, drenaje, riego y energía eléctrica que darán servicio al parque; la ciclopista de 2.4 kilómetros y la trotapista de 3 kilómetros tienen avances notorios y está pendiente la canalización de fibra óptica y equipamiento, pues habrá internet inalámbrico.

Una de las obras, en las que se enfocan los cerca de 600 trabajadores del parque, es la construcción de un tanque de tormenta que regulará el agua de lluvia y la almacenará para riego en la época de calor, periodo en el que el tanque recibirá también agua tratada de la planta de Agua Clara, en Santa Fe.

Encima del tanque subterráneo habrá un lago artificial adaptado a la geografía del terreno, pues en ese mismo lugar siempre solía surgir un espejo de agua durante la temporada de lluvias.

El lago tendrá dos cuerpos y entre estos habrá una cascada, mientras que en uno de los extremos se construirá una isleta a manera de escenario para actividades culturales, junto con un anfiteatro para 700 personas integrado a la vegetación del sitio.

En total, habrá 10 jardines o áreas de esparcimiento, algunas con juegos infantiles, una para mascotas y otros temáticos como un jardín “del silencio, además de una franja de humedales y en las próximas semanas se concluirá un parque para patinetas y bicicletas BMX.

Se plantarán 2 mil árboles de cinco a siete metros de altura, tanto en áreas verdes como en la vialidad vehicular, indicaron diseñadores.

Felipe Gutiérrez, titular de la Seduvi, explicó que la obra lleva un año y será en agosto cuando se abrirá el parque; sólo quedará pendiente la construcción de un estacionamiento de 800 cajones en el extremo de avenida Tamaulipas, donde habrá también canchas deportivas y una tienda de autoservicio.

En total, habrá cinco estacionamientos con capacidad de por lo menos mil 800 espacios; tres estacionamientos se harán mediante permisos administrativos revocables y se ubicarán en tres accesos al parque por avenida Santa Fe.

Si bien estaba previsto el parque para junio o julio, el servidor público dijo que se tomó más tiempo porque resultó más complejo de lo esperado la edificación de la cisterna para agua pluvial.
 

Financiamiento

El Parque La Mexicana costará 2 mil millones de pesos que provendrán de la iniciativa privada. Para ello, se conformó el Sistema de Actuación por Cooperación La Mexicana.

El predio La Mexicana tiene 41.5 hectáreas, las cuales eran propiedad del gobierno capitalino. Ahora, 70% se destinarán al parque que seguirá en manos de la autoridad, pero se vendió el otro 30% del terreno, equivalente a 13 hectáreas.

Esa porción se vendió para la construcción de desarrollos inmobiliarios, donde se podrán edificar hasta mil 650 viviendas y 100 mil metros cuadrados de oficinas y comercio, según el secretario Felipe Gutiérrez. De esa operación surgen los recursos para el área verde.

“El gobierno de la ciudad no pone ningún recurso, es de la misma inversión, de los mismos desarrolladores, que no están totalmente definidos, algunos ya estaban como una empresa que ya tenía un par de terrenos y se adhirió al plan maestro”, comentó el funcionario.

Los complejos de vivienda y corporativos se construirán una vez que se concluya el parque y, de acuerdo con el recorrido, estos edificios se harán en tres predios contiguos al área de taludes del predio y a un conjunto de colegios, terrenos en los que no hay construcción ahora.

Ante las críticas de algunos grupos vecinales de que no ha habido transparencia y de que se habría beneficiado a los desarrolladores con precios baratos del suelo, el titular de Seduvi dijo que “no está suficientemente valorado el esquema o les falta información”.

“Este es un predio del gobierno de la ciudad que tenía derecho a hacer 8 mil viviendas de interés social, y el gobierno renunció a esa posibilidad, porque lo podía haber vendido, a cambio de eso, lo asume como un compromiso social, como la posibilidad de dotar de equipamiento a la zona”.

Añadió que no es una medida unilateral y que el proyecto se trabajó un año con la comunidad de Santa Fe, incluidos vecinos, universidades y empresas.
 

“Mantenimiento, con autogenerados”

El parque fue diseñado por el paisajista Mario Schjetnan y por Víctor Márquez; se espera que en el mediano plazo sea visitado por dos millones de personas al año.

El secretario Felipe Gutiérrez indicó que el dinero para el mantenimiento del área verde provendrá de “espacios concesionables”, como 16 locales de un corredor gastronómico del parque. Los recursos, serán administrados por un fideicomiso “mixto”, integrado por las secretarías de Finanzas y Desarrollo Urbano y Vivienda, y la Asociación de Colonos de Santa Fe.

“A través de esos espacios concesionables se van a tener los recursos para dicho mantenimiento, no se dependerá de la autorización de un presupuesto”, dijo Gutiérrez. Reiteró que el parque “seguirá siendo un espacio público, abierto a los usuarios, no tendrá ningún costo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios