Defienden legalidad de proyectos en Hipódromo

Rechaza empresario haber pagado por uso de suelo; comité vecinal está detrás de quejas; busca difamarnos, dice
07/05/2017
01:03
Gerardo Suárez
-A +A

me[email protected]

En los predios de Campeche 367, colonia Roma, y Zacatecas 194, colonia Hipódromo, no hay documentos falsos de por medio para habilitar un par de establecimientos mercantiles, sostuvo Alejandro Rubio, uno de los inversionistas de ambos proyectos.

Luego de que vecinos denunciaran que ambos inmuebles forman parte de un conjunto de 21 lugares detectados por usar papeles apócrifos, Rubio mostró una serie de documentos para defender la legalidad de estos proyectos y señaló que las acusaciones provienen “de un comité vecinal para difamarnos”.

“En mi vida he dado un millón de pesos por un uso de suelo”, dijo el empresario y productor teatral, quien pidió a los denunciantes probar las acusaciones.

Ambos inmuebles están clausurados; en Campeche 367 aseguró que es porque no hubo nadie presente cuando la delegación hizo una visita de verificación con personal del Instituto de Verificación Administrativa y no porque no haya licencia; mientras que en Zacatecas 194, aceptó que fue porque no tenían en ese momento el visto bueno del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), por tratarse de un inmueble catalogado, pero ya está en trámite.

Para Campeche 367, explicó que se quiere abrir el proyecto “Comunal Condesa”, que describió como un lugar familiar con biblioteca, ludoteca, huerto vertical y venta de alimentos en un “comedor familiar” y habrá actividades culturales.

En el sitio han operado diversos negocios de restaurante bar, por lo que mostró un certificado de acreditación de uso de suelo por derechos adquiridos de 2002 y no de 1992, como dicen los colonos, el cual acredita el uso de restaurante bar, según el documento exhibido, con folio CE600130/2002.

A su vez, exhibió una licencia de funcionamiento de la delegación Cuauhtémoc, para giro de “impacto vecinal”, expedida el 9 de agosto de 2013 y con un sello del 23 de marzo de 2017 de la actual gestión, que sería para revalidar el papel. También hay un certificado de uso de suelo de este año, que indica uso habitacional para Campeche 367, pero Rubio indicó que los derechos adquiridos se conservan.

Ante los señalamientos de violación al uso de suelo, en los dos predios, respondió que los inversionistas se están apegando a la legalidad y que los trabajos que se hacían son remodelaciones, conforme al Reglamento de Construcciones.

Para Zacatecas 194, una casona catalogada, se pretende abrir una galería de arte y un restaurante, para lo cual ya está en trámite la obtención de uso de suelo comercial, e incluso las autoridades ya declararon su factibilidad.

Se notificaron los trabajos de cambio de pisos, pintura, cambio de baños y colocación de tablarroca a la dirección general de Conservación Patrimonial de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) y a la delegación Cuauhtémoc, el 18 y 24 de mayo de 2016, según los documentos exhibidos; está en trámite el visto bueno del INBA.

En un acta de reposición de sellos del 9 de marzo ordenada por la delegación, el verificador indicó que el inmueble estaba “cerrado y sin actividad”.

Alejandro Rubio sostuvo que en los predios no hay obras en este momento, a pesar de denuncias vecinales que dicen lo contrario, y que incluso serían los vecinos los que han retirado sellos de clausura.

Señaló a “un comité vecinal” de estar detrás de las quejas “para difamarnos” y cuestionó que debería regularse la forma de actuar de estas figuras. Añadió que no son gente improvisada “pues llevamos 16 años” en la operación de distintos giros en Campeche 367.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS