Abrazos que sanan: Jóvenes y mascotas que se rehabilitan juntos

La conexión entre niños y perros es natural: ellos se acercan a las mascotas sin pensar en las historias de maltrato sobre sus lomos; los canes llegan a sus abrazos como hacen todos los perros: un acercamiento sin prejuicios
Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx
28/05/2017
04:10
Catalina Díaz
-A +A
Video

Abrazos que sanan: Jóvenes y mascotas que se rehabilitan juntos

La conexión entre niños y perros es natural: ellos se cercan a las mascotas sin pensar en las historias de maltrato sobre sus lomos; los canes llegan a sus brazos como hacen todos los perros: un acercamiento sin prejuicios

 

Un grupo de niños con capacidades diferentes espera sentado frente a una piñata, un perro con tres patas camina entre ellos. El can fue rescatado de las calles y ayuda a los pequeños en sus procesos de sanación. Juntos conforman la comunidad Acumi.

Jonathan no espera a su papá, en cuanto es su turno de pegarle a la piñata se encamina decidido a ella. Toma el palo y suelta un golpe, cae al suelo del impulso pero ni bien ha tocado el pasto cuando ya está levantándose de nuevo.

Lo hace así una, dos, tres veces antes de que su papá llegue hasta él. Jonathan tiene una disfunción motriz que afecta sus piernas, pero nada lo detiene.

img_0211ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Como él, Andrea, Adrián, Ximena, Evelyn, Samantha, Esther, Agustín, Javier, Jazmín, Gisell, Luis, Claudia, Daniel, Gloria y Lorena estaban listos para pegarle a la piñata. Mientras esperaban su turno sentados en un círculo, Karma, un criollo color negro, les hacía compañía.

Karma no tiene una pata porque un carnicero en un mercado se la quitó de un machetazo por robar carne. Micho, también deja que lo acaricien mientras escapa del sol a la sombra del árbol donde colgaron la piñata.

Micho ha tenido un largo viaje. Él fue restacado en San Antonio, Texas, desnutrido  y con garrapatas. Los dos son perros de asistencia emocional.

img_0223ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Acumi nace en 2014 como una forma de llevar perros de asistencia emocional a las personas que más los necesitan, aquellas con capacidades diferentes o que están pasando por procesos difíciles en su vida.

Roberto es el etólogo que los entrena y además ayuda a un albergue, donde actualmente hay 60 mascotas en espera de un hogar.

Deborah Lazard, una de las fundadoras de Acumi, explica que no todos son candidatos a ser perros de asistencia emocional, por el momento hay 6 en entrenamiento formal y 4 candidatos, pero el proyecto ha sido muy exitoso.

“En tres años que llevamos sólo hemos tenido que ir por un perrito porque no le daban los cuidados necesarios. Somos cuidadosos con quienes se adoptan un perrito de asistencia emocional, queremos que tanto las personas como los animalitos estén bien.”

img_2449ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Manola González de Cosío, otra de las fundadoras, recuerda que Acumi comenzó a vincularse con otras asociaciones para ayudar a los chicos a empoderarse. “Uno siempre los ve a ellos como chicos que requieren ayuda, pero con Acumi, ellos son voluntarios en el cuidado de los perritos, ellos se convierten en la persona que da la ayuda y eso los ayuda a probarse lo valiosos y especiales que son”.

Así nacieron los abrazos Acumi, reuniones donde los chicos pueden reunirse entre ellos, crear amistades, cuidar y apapachar a los canes y les sirven para educar e informar sobre las necesidades que enfrentan cada día.

“Si quieren cumplir sus sueños, tienen que creer en ustedes, pensar que ustedes pueden llegar a ser, tener fe en ustedes mismos, para que puedan llegar a cumplir sus sueños, si no creen en ustedes, no los van a alcanzar, si no tienen esa creencia de que se puede, no se va a poder realmente.”, asegura Ximena, de 22 años. A ella le detectaron parálisis cerebral infantil y paraplejías.

Xime, gran admiradora de Michael Jackson, Madonna, George Michael, Jennifer López y Thalía, tiene muy claro a lo que quiere dedicarse cuando sea grande: ella quiere ser cantante de pop.

“Siempre pensé que las personas con discapacidad deben tener la oportunidad de tener sueños. De poder llegar a ser grandes.” Ella está aprendiendo a vivir sola, tiene un trabajo En la Casita de San Ángel, donde elabora material didáctico,  y vive con otras chicas con capacidades diferentes.

“Lo primero que hago es pararme con alegría, aunque me cueste trabajo. Arreglarme bien, me peino, me maquillo.”

Ximena debe dominar las pequeñas acciones de la vida diaria que todos damos por sentadas. Lavar la ropa, los platos, barrer o preparar su comida.

“Yo creo que en esta vida no hay imposibles, yo creo que no hay una sola persona en este mundo (sin sueños),  los mismos sueños que tienen ellos (las personas sin discapacidad motriz), yo también los puedo tener. No es impedimento para que me digan ‘ay, es que como usas bastones, no vas a poder ser cantante’, porque yo creo que nada me lo impide. O sea, eso de las muletas qué.”

img_0278ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Parte de la preparación que se busca para estos chicos es ayudarlos a sentirse seguros y preparados para enfrentar el mundo solos y para ello están los canes de Acumi.

Claudia es tanatóloga, está preparada para lidiar con procesos emocionales complicados y por ello ha buscado abrir caminos para que las personas no etiqueten a los chicos con capacidades diferentes.

“Nos hace falta ser empáticos, respetuosos de las diferencias. Porque todos somos diferentes. No podemos poner etiquetas, debes decirles ‘tú tienes todas las capacidades, tu ritmo, tus tiempos, no es competencia con el mundo ni con tus hermanos, en ese momento irás encontrando tus caminos’”.

Ella es madre de 3 hijos y ha descubierto en los abrazos Acumi un complemento para las asociaciones que buscan fomentar la formación de vida independiente de adultos con limitante intelectual.

“En Acumi, que se liga con varias asociaciones, es hacer mayor conciencia de que podemos acompañar a nuestros hijos, en un acompañamiento emocional para sanar, porque además los animales tienen esa magia, de transmutar, de ayudarte a transmutar esas emociones, el simple hecho de abrazarlos te eleva la dopamina, te elimina, estrés, te permite mejor sueño, te ayuda, bueno, en sí cualquier abrazo.”

img_2435ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Estefanía Cervantes dirige Ampuvalía, una asociación que  conforma redes de apoyo para las personas que han perdido una extremidad. Ellla llegó a los abrazos Acumi para ayudar a que las personas que han perdido una extremidad tengan un proceso de sanación más fácil. “Incluso hay perritos con amputaciones en el evento, eso ayuda a sentirse en conexión con ellos.”

Durante ese abrazo Acumi, Benito, un perrito de dos años, fue adoptado. Será la compañía de una persona que está pasando por un proceso de duelo.Además, se comenzó el proceso para adoptar a otro can más.

Esas adopciones abren la posibilidad para que más canes se integren al programa de Acumi, ya que cada animal que se integra debe pasar por un proceso de entrenamiento de seis meses.

La organización se mantiene de donativos, que pueden ser deducibles de impuestos, además organiza rifas y subastas para reunir fondos. Los canes están en un albergue en Álvaro Obregón o viven en hogares temporales que ofrecen los propios voluntarios.

Cualquiera puede formar parte de los voluntarios de Acumi, que apoyan tanto en la rehabilitación de los canes, como en los Abrazos Acumi que realizan con los chicos con discapacidad, una vez al mes o en las pláticas informativas.

Las mascotas rehabilitadas sólo se van en adopción con familias que tienen algún miembro con necesidades especiales o con alguna vulnerabilidad como un proceso de duelo, divorcios o para adultos mayores, pues son perros de terapia emocional.

La conexión entre niños y perros es natural: ellos se acercan a las mascotas sin pensar que alguna vez fueron animales callejeros, abandonados y con historias de maltrato sobre sus lomos.

Los canes llegan a sus abrazos como hacen todos los perros, sin importar sin son altos, bajitos, gordos o flacos. Un acercamiento sin prejuicios.

img_2534ok.jpg

Cortesía Manola González de Cosío/ STDO.mx

Si quieres saber más del trabajo de Acumi, da click aquí.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS