#LordFerrari busca desde Estados Unidos el perdón de sus víctimas

Con acuerdos reparatorios quiere librar acusaciones de fraude en su contra
Detonante. A raíz de un altercado víal que se viralizó en redes se supo que Alberto Sentíes cometió varios fraudes. (Archivo. EL UNIVERSAL)
24/05/2017
01:18
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Alberto Sentíes Palacios, conocido en redes sociales como #LordFerrari, sigue dando pelea desde Estados Unidos y busca, aunque no demostrar su inocencia, librarse de las acusaciones de fraude, lesiones y abuso de autoridad que tiene en su contra.

Para lograrlo, su defensa gradualmente está logrando concretar acuerdos reparatorios con todos aquellos que alguna vez lo denunciaron.

Ayer se dio a conocer que evadió una de las cinco órdenes de arresto que pesan sobre él por el delito de fraude, al llegar a un acuerdo con una empresa a quien defraudó por más de 18 millones de pesos y ahora le otorgó el perdón. En este sentido, la procuraduría capitalina dio a conocer que la orden de aprehensión quedó sin efectos.

Con la misma suerte corrió su cuñado, José Guadalupe Tostado, quien continúa en prisión también por el delito de fraude y enfrenta dos juicios más por otros ilícitos.

Hasta el momento no se han dado detalles de los términos de la reparación del daño ni se sabe el estatus de las otras investigaciones que pesan en contra de #LordFerrari, quien se encuentra recluido en una prisión en Estados Unidos y sigue pendiente su extradición a este país para enfrentar las denuncias en su contra.

Según este expediente, Sentíes Palacios ofreció a la empresa afectada gestionar, a través de una sociedad especializada en financiamientos, un crédito económico en dólares, para hacerlo utilizó documentos expedidos por una empresa inexistente que otorgaría el préstamo, así como el contrato de prestación de servicios a cambio de un pago en moneda nacional, cuyo monto era menor al que le sería proporcionado, pero el préstamo nunca se concretó.

El 11 de marzo de 2016, Sentíes y sus escoltas tuvieron un incidente vial con un joven sobre Viaducto Tlalpan, este último recibió una golpiza, sufrió el hurto de un teléfono celular y todo fue grabado; de ahí saltó a la fama pública y derivaron una serie de denuncias por su fraudulenta empresa.

Un mes después, uno de sus guardaespaldas fue encontrado muerto en un hotel del Estado de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS