Resignados, usuarios afrontan alza al pasaje

Afirman que antes de otro ajuste “deberían modernizar unidades”; se registran quejas de abusos de choferes, como cobros de más
28/04/2017
04:30
Eduardo Hernández y Miguel Vélez Reportero y Clínica de Periodismo
-A +A

[email protected]sal.com.mx

Microbuses, combis, autobuses y corredores concesionados de la Ciudad de México pusieron en marcha el incremento de un peso a su tarifa este jueves. Entre los usuarios hubo indignación, pero la mayoría ya esperaba este aumento; otros acusaron a los transportistas de cobrar de más.

“Las autoridades la hicieron cansada, pensamos que el aumento sería en enero, pero hay que apechugar, todo subió y sabíamos que también subiría el transporte”, dijo Carmen, usuaria.

En el Centro de Transferencia Modal (Cetram) de Tasqueña, la mayoría de las unidades tenían colocado el cartel de las nuevas tarifas, otros sólo pintaron en los cristales el precio actual. Usuarios señalaron que algunos hicieron su tarifa única.

“Los corredores son los que se aprovecharon, se supone que los precios se iban a dividir entre servicio ordinario y ejecutivo, pero todos están cobrando lo mismo y nadie hace nada, las autoridades no supervisan esto”, dijo la señora Irma, también usuaria.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se observó que la mayoría de las unidades llevaban la tarifa establecida el pasado 20 de abril por la Secretaría de Movilidad, algunos además le avisaban a sus usuarios.

“Desde temprano colocamos las tarifas, yo creo que estuvo bien que el aumento fue de un peso por los salarios tan bajos que hay en el país, no nos ayudará en mucho, pero no podemos perjudicar a los usuarios”, dijo Marcelino, chofer de microbús.

La tarifa de microbuses y vagonetas es de 5 pesos para una distancia de hasta 5 kilómetros; de 5.50 para una distancia de 5 a 12 kilómetros; y de 6.50 para una distancia de más de 12 kilómetros; en el caso de los autobuses el costo es de 6 pesos para una distancia de hasta 5 kilómetros y de 7 para las de más de 5 kilómetros.

En corredores concesionados de 6.50 para el servicio ordinario y de 7 pesos para el servicio ejecutivo.

En otras rutas también hubo molestia por parte de los usuarios, algunos señalaban que las unidades estaban en malas condiciones, mientras que otros denunciaron abusos.

“Se necesita un cambio de unidades porque éstas están viejas, son chatarras y los conductores unos cafres, necesitamos mejor transporte antes de otro aumento”, dijo Norma.

Realizan operativo. La Secretaría de Movilidad en coordinación con el Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México (Invea) y la Seguridad de Seguridad Pública realizaron operativos en diversos puntos de la Ciudad como Tlalpan y Chabacano; en avenida Veracruz y calle Zamora; canal de Miramontes y calzada del Hueso; calzada Legaria y Anillo Periférico; calle Laguna de Mayrán y avenida Marina Nacional; estación del Metro Escuadrón 201, avenida Universidad y Coyoacán.

“Aquel que suba de más la tarifa de lo que está autorizada se le va a revocar la concesión, es por eso que tenemos en la Ciudad diferentes puntos de revisión, estamos supervisando las denuncias en redes sociales y nos dirigimos a los puntos que refieren”, explicó el subsecretario de Transporte de la Semovi, Carlos Meneses.

Al operativo también acudieron representantes de las tres rutas que recorren la calzada para garantizar la cooperación de los choferes, entre los cuales se encuentra José Luis Caballero, miembro de la mesa directiva de la Ruta 26 que va de Xochimilco al Centro, y quien consideró que el aumento al transporte es insuficiente y que mientras la tarifa sea politizada y no técnica, seguirá sin ser justa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS