Transportistas: un peso no abonará a la modernización

Líderes del gremio señalan que alza no costea la adquisición de nuevas unidades
Representantes de los transportistas argumentaron que el cambio de hombre-camión a empresa será imposible porque representa un costo 50% superior por el pago de impuestos, prestaciones a los operadores y las reservas (VELENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
26/04/2017
01:01
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

La alza a la tarifa en el transporte público de la Ciudad de México de un peso que se implementará este 27 de abril, “no generará ningún cambio en las unidades”, aseguró Nicolás Vázquez Figueroa, representante del grupo de transportistas Nuevo Milenio.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el líder aseguró que este aumento sólo servirá para solventar el aumento de los combustibles, pero no pueden trabajar con el tema de la modernización, pues necesitaba un aumento mínimo de 3 pesos; por lo que asegura que no podrían prometer una mejor calidad en las unidades.

“Con este peso la gente no puede esperar algo nuevo, no habrá unidades nuevas, ha habido varios aumentos de combustibles desde hace cuatro años, y el peso que ahora se da es muy limitado, no podemos prometer algo que no vamos a lograr.

“No se va a poder hacer, se tendrá que detener la transformación del transporte y no habrá cambio de microbús a autobús y en relación con el asunto de la transformación de las unidades ecológicas, son muy difíciles de accesar”, explicó.

Argumentó que el cambio de hombre-camión a empresa será imposible porque representa un costo 50% superior por el pago de impuestos, prestaciones a los operadores y reservas.

“En los últimos 20 años, el transportista se ha descapitalizado, cada vez qué hay incrementos de combustibles ellos han tenido que solventarlo, en este periodo solo ha habido cinco incrementos a la tarifa, incluyendo este”, señaló Vázquez Figueroa.

Mario Alberto Martínez Valencia, representante de Transportistas Unidos de la Ciudad de México, señaló que el incremento de un peso que fue dado a conocer el pasado jueves sólo compensará un 30% el rezago de los insumos, por lo que argumentó que no podrán hacer cambios de unidades.

“Ese aumento no va a servir para hacer grandes planes como la sustitución de unidades y la transformación del transporte público”, argumentó.

Jesús Padilla, representante de la Asociación Mexicana de Transportistas, expresó su preocupación porque la actualización tarifaria no corresponde a la realidad que esta viviendo el transporte público de la capital.

“Con está tarifa seguramente nos iremos muy lentos en la transformación o nos quedaremos ahí, solamente cubriendo los costos de operación”, dijo. Refirió que esta tarifa podría poner en peligro las unidades por envejecimiento prematuro de los vehículos nuevos.

“Hará difícil continuar el proceso de modernización del transporte”, concluyó el transportista.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS