Detonan bomba casera en cajero de Coyoacán

Autoridades indagan la causa del ataque, el tercero del año
Del primer ataque a éste, la PGJ local encontró “mejoras” en el aparato explosivo, pues causó mayores estragos (ARMANDO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
21/04/2017
01:18
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La madrugada del jueves un artefacto explosivo estalló en un cajero automático de la colonia Pedregal de Santo Domingo en las inmediaciones de la delegación Coyoacán causando diversos daños a la institución crediticia, éste sería la tercera bomba de fabricación casera que encapuchados instalan y detonan en lo que va del año.

Por esta situación, la Procuraduría General de Justicia local busca a un grupo aparentemente anarquista que desde noviembre del año pasado ha estado utilizando bombas de fabricación casera que han sido detonadas inclusos en edificios gubernamentales, pues hasta el momento se desconocen los motivos de sus actos.

En este nuevo caso, de acuerdo con los primeros reportes, alrededor de las 02:45 horas, policías preventivos fueron alertados, vía radio, que en el establecimiento localizado en el cruce de Eje 10 Sur Pedro Henríquez Ureña y Amatl, se registró presuntamente la explosión de un artefacto que causó la ruptura de cristales y afectaciones a cajeros automáticos y estructuras del lugar.

Los uniformados se trasladaron al sitio y tras corroborar los hechos, notificaron el ilícito al agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial COY-1, quien inmediatamente inició carpeta de investigación por daño a la propiedad doloso y dio intervención a elementos de la PDI y peritos expertos en criminalística, fotografía, valuación, arquitectura e incendios y explosivos, quienes realizaron las primeras indagatorias.

Este grupo de jóvenes —que se observan en las cámaras de seguridad encapuchados y que en cuestión de minutos colocan y detonan los artefactos— han hecho explotar dos cajeros en Coyoacán y uno más en la Gustavo A. Madero; los primeros indicios revelan que sólo buscan dañar las instalaciones, pues no se roban efectivo y tampoco se quedan después del acto.

De igual manera se ha revelado que del primer aparato explosivo al último se han encontrado “mejoras” en su preparación, lo que ocupa a las autoridades, pues con estos indicios se teme que con mayor facilidad de fabriquen y sobre todo, que gradualmente el daño que causen sea mayor.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS