Rehabilitación de Zona Rosa provoca cierre de estacionamientos

Empleados de espacios pierden 40% de ganancias, acusan; temen que se prolongue reapertura de la calle Londres
Durante un recorrido por la calle de Londres, EL UNIVERSAL contabilzó cuatro aparcamientos, de los cuales tres permanecían cerrados, y uno se encontraba semiabierto. (ALEJANDRO ACOSTA. EL UNIVERSAL)
02/04/2017
01:07
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

Debido al cierre de calles por las obras de rehabilitación de la Zona Rosa, seis estacionamientos ubicados en las calles de Londres y Hamburgo dejaron de operar.

Durante un recorrido se contabilizaron cuatro aparcamientos en la calle de Londres, de los cuales tres estaban cerrados, y uno semiabierto.

El encargado de uno de los estacionamientos públicos, quien pidió guardar el anonimato, comentó que el lugar cerró el 30 de enero debido a las obras.

El lugar, que operaba de lunes a domingo y cobraba una tarifa de 22 pesos por hora por cada automóvil, tiene capacidad para 37 vehículos.

El encargado denunció que debido a los trabajos de rehabilitación dejaron de percibir el 100% de sus ganancias. Comentó que es incierta la fecha de reapertura del lugar.

En tanto, sobre esa misma calle, en la esquina con Niza, se encuentra el único estacionamiento abierto de esa arteria. Ernesto Colorado, encargado del lugar, comentó que no han dejado de operar, pero que sus ingresos bajaron entre 30 y 40%, sobre todo en la venta de espacios para pensiones.

“Mucha gente que tenía sus vehículos pensionados se fueron por lo mismo de que a la gente le cuesta mucho trabajo llegar, optaron por buscar pensiones afuera de la Zona Rosa. Hay gente que dejó de venir por el tráfico que se hace por las obras. Si antes venían tres o cuatro veces a la semana, ahora sólo vienen una o dos veces”.

Detalló que antes de los trabajos ingresaban al estacionamiento 160 vehículos al día; ahora, sólo entran entre 80 y 90. En cuestión de pensiones, dejaron de ingresar entre 20 y 25 autos.

La entrada tiene un costo de 22 pesos por hora, y la pensión cuesta mil 300 pesos.

“La ventaja de este estacionamiento es que tiene dos entradas. Hemos sacado los gastos porque tenemos entrada por Niza; si fuera como [el caso de] otros compañeros, que están cerrados completamente, pues quién sabe qué hubiera pasado; ya hubiéramos entregado el predio”.

Ernesto Colorado dijo que la entrada de Londres, donde actualmente se encuentra un frente de obra, se abriría en tres meses, sin embargo piensa que eso no será posible.

“[Las autoridades] nos habían dicho que ése era el tiempo, pero ya llevan dos meses y no se ve para cuándo, ahora, aunque abran este tramo de aquí a Génova no va a funcionar porque debe haber circulación de aquí hasta Florencia.

“Si bien nos va, yo digo que medio año u ocho meses podemos estar abriendo la entrada de Londres. Creemos que sí podemos aguantar”.

En el recorrido también se detectó que tres de nueve estacionamientos públicos sobre la calle Hamburgo, a la altura de Havre, dejaron de operar debido al cierre de esa arteria.

Uno de los locales se encontró completamente vacío. Ahí la tarifa por auto era de 60 pesos por 10 horas, y 80 pesos por 10 horas para camionetas. También ofrecía servicio de lavado y encerado.

En la calle Havre la salida de automóviles del estacionamiento del centro comercial Reforma 222 también resultó afectada por las obras de rehabilitación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS