Operadora de L1 del MB, pide incrementar $1.50 el pasaje

Jesús Padilla Zenteno, director general de la empresa concesionaria CISA (Foto: Archivo)
18/04/2017
00:51
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

El ajuste tarifario también debe ser para Metrobús, de lo contrario está en riesgo la operación de los corredores, advirtió Jesús Padilla Zenteno, director general de la empresa concesionaria CISA, que opera la Línea 1 que va de Insurgentes a El Caminero.

“Tendrá que hacerse el ajuste al pago que se le da a las empresas operadoras, de otra manera estaremos en la misma condición de inviabilidad para operar”, sentenció.

Padilla indicó que el incremento en el precio de los combustibles [principalmente el diesel] y la falta de un ajuste en años anteriores ha generado un retraso en el pago a los operadores del Metrobús. Esto ha derivado, por lo menos en el caso de la Línea 1, a que cada día dejen de brindar servicio hasta 15% de las unidades.

“Ya no tenemos capacidad para operar con esta tarifa. Mi grupo CISA, incluyendo otras empresas, debemos más de 90 millones de pesos. Lo que estamos prácticamente afectando es la calidad del servicio; estamos sacando menos unidades al servicio y en esa medida es que estamos afectando al usuario, no estamos saliendo con la frecuencia que debiéramos”, afirmó.

El también presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) dijo que su propuesta ha sido el incremento a la tarifa, la cual actualmente es de seis pesos; el costo real, por lo menos en la Línea 1, afirmó, debería ser de 7.50 pesos.

“El mecanismo que está buscando el gobierno seguramente es el subsidio, hubiéramos preferido un ajuste a la tarifa, pero están tomando la ruta del subsidio. De cualquier manera es un apoyo para el usuario cotidiano del sistema Metrobús, pero es importante que a las empresas operadoras no se les retrase su pago, porque de eso depende la eficiencia en el servicio y las condiciones fisico-mecánicas de los autobuses”, argumentó.

Sin embargo, insistió en que se requiere de un ajuste tarifario: “De acuerdo a la inflación, estamos solicitando que el ajuste al menos atraiga el último año y medio —porque los ajustes en el Metrobús son diferentes al concesionario— y que corresponda a la inflación-año, a los costos de los combustibles y al costo que tienen las refacciones que normalmente compran en pesos mexicanos, pero están amarradas a dólares”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Jesus Padilla precisó que de concretarse un subsidio por dos pesos (como lo planteó el titular de Metrobús, Guillermo Calderón), el Gobierno capitalino tendría que absorber un gasto por 500 millones de pesos al año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS