Bosque Real dona terrenos para niños con autismo

El terreno tendrá una extensión de 5 mil metros cuadrados, donde se podrán construir dos casas para niños y jóvenes con autismo y lesión cerebral; además, tendrá una capacidad para atender a 4 mil personas
Foto: Rebeca Jiménez / EL UNIVERSAL
09/03/2017
19:13
Rebeca Jiménez Jacinto
Huixquilucan, Edomex.
-A +A

Bosque Real donó un terreno de 5 mil metros cuadrados, a fin de que las fundaciones Vuela Solo y Tatis construyan dos casas para niños y jóvenes con autismo y lesión cerebral

Marcos Salame, presidente del consejo de administración de Bosque Real; Alfredo Elias Ayub, presidente de la fundación Vuela Solo, y el presidente municipal Enrique Vargas del Villar firmaron este 9 de marzo la escritura de donación del terreno que servirá para la construcción de dos casas para niños con autismo y lesiones cerebrales.

El predio donado de 5 mil metros cuadrados, en uno de los terrenos mejor ubicados de Bosque Real, tiene un valor en el mercado de 5 millones de dólares, señaló Marcos Salame. 

La donación que fue impulsada por la fundación Alberto Salame, presiddida por Deborah Salame, beneficia también a la fundación Tatis, creada por Gina Diez Barroso, y fue atestiguada también por Romina Contreras de Vargas, presidenta del DIF de Huixquilucan, quien informó que en este municipio en breve empezará a operar el Centro de Rehabilitación e Integración Social (CRIS), que será el sexto del Estado de México y tendrá capacidad para atender a una población de 4 mil niños y adultos que enfrentan alguna discapacidad.

El alcalde Enrique Vargas del Villar resaltó que Bosque Real ha entregado al ayuntamiento más de 100 millones de pesos para obras de mitigación. El gobierno local apoyará el proyecto para la construcción de las dos casas para niños autistas y con lesiones cerebrales, no sólo con el uso de suelo, sino además con la autorización del Cabildo, sin costo alguno para la emisión de licencias de construcción, ni de excavación. Además que él de forma personal donará las dos cocinas y capillas que necesitarán estas casas.

Gina Diez Barroso, de la fundación Tatis, señaló que el objetivo es que en estas casas se apoye a que los niños con lesiones cerebrales pueden ser independientes y creen una comunidad de pertenencia, con otros menores y jóvenes igual que ellos.

Será una casa donde estén juntos, no para “guardarlos”, sino para que sean funcionales e independientes, donde ellos pueden trabajar e incluso ser productivos, porque al tener, por ejemplo, la parte motriz dañada, pueden ser brillantes en cuestiones artísticas o en ayudar a atender niños pequeños e incluso para poder trabajar en empresas, apuntó Gina Diez Barroso.

“Para mi fue una sorpresa la velocidad con la que se llevó a cabo esta adquisición, tendremos que ver la densidad permitida, para poder planear la capacidad de las casas”, afirmó Gina.

Los arquitectos Arturo y Jorge Arditti señalaron que el diseño que ellos donarán para estas dos casas tendrá como objetivo básico dar calidad de vida e integración para sus residentes.

cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS