Decomisan 50 toneladas de ropa de paca en Iztapalapa

800 granaderos se enfrentaron a los tianguistas, quienes quemaron un sillón
Los granaderos cerraron las calles cercanas a la avenida Guelatao y Batallón de Veracruz para evitar que curiosos y vecinos se acercaran al sitio (SSPCDMX)
29/03/2017
00:59
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Tianguistas y comerciantes informales de la delegación Iztapalapa se enfrentaron con poco más de 800 granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública cuando los uniformados acudieron a decomisar 50 toneladas de ropa de paca y otros productos que aparentemente se vendían de manera ilegal en la colonia Chinampac de Juárez.

Según informes de la policía capitalina, poco antes de las 11:00 horas agentes preventivos y granaderos de la corporación llegaron a la avenida Guelatao y Batallón de Veracruz para desarmar y retirar los puestos de ropa y calzado de paca en la zona luego de una serie de quejas de vecinos y conductores que argumentaban que cada martes, los vendedores se instalaban y ellos padecían las consecuencias.

El dispositivo concluyó después de las 15:00 horas cuando todo fue despejado y los rijosos se retiraron después de los desmanes; en las acciones participaron 840 policías de la SSPCDMX, entre ellos 240 de proximidad y 600 metropolitanos que a pesar de recibir algunas pedradas y resistieron varios conatos de bronca, no ocuparon atención médica especializada.

Una persona fue detenida en el lugar por ultrajes a la autoridad.

Según la policía capitalina, todo inició derivado de quejas que llegaron a las autoridades delegaciones, quienes en primera instancia, intentaron dialogar con los ambulantes; sin embargo, estos hicieron caso omiso, se optó entonces por solicitar ayuda de la corporación policiaca, quienes fueron recibido a pedradas y golpes.

Agresión. Los poco más de 50 ambulantes se resistieron y amagaron con no retirarse como se los ordenó la autoridad. En lugar de eso, empezaron a liarse a golpes con los uniformados e instalaron barricadas; sobre la avenida Guelatao colocaron llantas y un sillón y le prendieron fuego mientras seguían insultando a los policías.

Estos por su parte, volvieron a dialogar con los comerciantes y les dijeron que se retiraran, pues además de traer la orden para limpiar el lugar, los superaban en número, lo que desató la furia de los 50 hombres y continuaron la agresión. Fue entonces que los policías entraron en acción y en cuestión de minutos sofocaron el incendio y encapsularon a los más agresivos.

Aunque algunas mujeres intentaron defender a los agresores, éstas también fueron controladas. Durante la reyerta y para evitar que curiosos y terceras personas resultaran lesionadas, se cerraron las calles aledañas, desde Fuerte de Loreto y Enrique Conte.

Además de las 50 toneladas de ropa decomisada, se dio a conocer que también se retiraron zapatos, costales y bolsas negras con producto diverso, así como cinco camionetas propiedad de los ambulantes que además de no circular, estorbaban las entradas de vecinos que ya los habían denunciado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS