Las pipas en Tlalpan contarán con sistema GPS

El objetivo es evitar que incurran en irregularidades, afirma Sheinbaum; el programa para controlar a los repartidores lo desarrollará la UNAM
27/03/2017
01:06
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

A partir de este año, los repartidores de pipas de agua en Tlalpan contarán con un sistema GPS para ser controlados y evitar que incurran en irregularidades, anunció la jefa delegacional Claudia Sheinbaum.

Informó que debido a la falta de suministro de agua, este año la delegación tendrá que invertir cerca de 100 millones de pesos para el pago a asociaciones de piperos.

Sheinbaum detalló que se trata de un sistema que se desarrolla junto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y que contribuirá a poner orden a los piperos, dado que se han presentado numerosas denuncias de la ciudadanía.

Reconoció que ha sido difícil controlar a estos repartidores, ya que al día realizan por lo menos 10 viajes.

“Se trata de que cada una de las pipas que tiene contratada la delegación, que son aproximadamente 200, cuente con un Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés), por lo que el operador del camión tendrá un teléfono inteligente”, comentó la delegada.

La delegada morenista explicó que los GPS serán financiados por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México (Seciti), que preside René Drucker Colín.

Además, adelantó que para julio de este año dentro de la delegación operará un Centro de Control para saber en qué momento la pipa fue a parar a la garza o cualquier otro barrio, a dónde se dirigió y si corresponde este trayecto con lo solicitado.

Sheinbaum Pardo dijo que 70% de la población de Tlalpan recibe agua por tandeo; es decir, casi 400 mil de sus habitantes.

Refirió que 50% de la población no tiene agua todos los días y 20% la recibe sólo cada 15 días.

Consideró imprescindible poner en marcha un programa de largo plazo para tratar los problemas de abastecimiento de agua, así como de temas asociados a su extracción y la sobreexplotación de mantos acuíferos.

“La Ciudad va cada vez peor en temas de agua, una delegación que antes no tenía problemas de agua ahora ya los tiene. Tlalpan e Iztapalapa son las últimas demarcaciones a las que se suministra agua del Cutzamala, no entendemos por qué esta variación”, precisó la delegada.

Incluso, se comprometió a no irse de la demarcación hasta que haya la certeza, después de tocar casa por casa, de que la gente esté recibiendo un mejor suministro de agua del que tenía antes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS