INAH autoriza parcialmente obras en Zócalo capitalino

Pide al gobierno realizar cambios al proyecto para no dañar la traza original
El proyecto de remodelación en la Plaza de la Constitución incluye la instalación de anclajes para colocar mobiliario y escenarios (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
24/03/2017
00:46
Abida Ventura
-A +A

[email protected]

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio ayer el visto bueno a la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México (Sobse) para realizar las obras preliminares en la plancha del Zócalo, pero no ha dado la autorización definitiva al proyecto de rehabilitación debido a algunos ajustes que se le solicitó a la instancia encargada de la obra.

De acuerdo con Diego Prieto, director del instituto, “aún hay detalles para que el proyecto en su versión final sea autorizado”. Indicó que pidieron algunas modificaciones al proyecto original para que sea “una intervención limpia” y que no dañe la traza original de esta plaza histórica.

“Se pidieron algunos ajustes, tratando de resolver los temas de anclajes para colocación de estructuras temporales y de que nos especificaran el tipo de materiales que utilizarán”, explicó en conferencia de prensa.

“En realidad no hay modificaciones sustanciales a la composición de esta importante plaza central de la zona de monumentos históricos que es el Centro de la Ciudad”, sostuvo.

Añadió que una vez autorizados los trabajos que lleve a cabo la Secretaría de Obras, éstos serán supervisados por personal del instituto, principalmente del área de Salvamento Arqueológico, “por si llegaran a aparecer vestigios a la hora de excavar para sustituir pavimentos”.

La Plaza de la Constitución forma parte de la Zona de Monumentos Históricos, declaratoria que se le dio al Centro Histórico de la Ciudad de México en 1980, por lo que cualquier intervención o trabajos de rehabilitación en esa área tienen que ser autorizados por el INAH. Este perímetro de monumentos históricos también cuenta con la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1987.

El proyecto del gobierno capitalino contempla ampliar alrededor de cuatro metros la plancha de la Plaza de la Constitución, además de la renovación de todo el piso.

También propone instalar anclajes para colocar escenarios y mobiliario para eventos públicos, lo cual evitaría que se perfore el piso.

El mes pasado, la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, informó que esta intervención tendrá una inversión aproximada de 150 millones de pesos. Se prevé que las obras tengan una duración de siete meses.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS