Verifican la calidad de productos en Cuaresma

Salud realiza operativos en mercados públicos; hasta el momento no han encontrado irregularidades
José Jesús Trujillo, director de la Agencia de Protección Sanitaria, examinó los productos en el mercado de San Pedro de los Pinos (SEDESA)
22/03/2017
01:01
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Como parte de los operativos de temporada de Cuaresma, personal de la Secretaría de Salud (Sedesa) acudió al mercado San Pedro de los Pinos, en la delegación Benito Juárez, para supervisar la calidad de los alimentos marítimos que se venden en estos días.

Durante un recorrido por elmercado, José Jesús Trujillo, director de la Agencia de Protección Sanitaria (APS), informó que durante la temporada de Cuaresma se intensifica la vigilancia en mercados públicos y otros establecimientos dedicados a la venta de productos del mar.

El funcionario explicó que en estos operativos se llevan a cabo análisis de muestras de alimentos marinos crudos y cocidos, para verificar el estado de conservación y detectar lugares que no cuentan con las medidas básicas de higiene.

“Estas muestras son trasladadas al laboratorio de Análisis de Riesgos en el Hospital de Especialidades Doctor Belisario Domínguez con el objetivo de identificar la presencia de microorganismos patógenos e indicadores de higiene, y de ser el caso, incautar los alimentos contaminados para evitar que la población los consuma”, señaló.

Trujillo Gutiérrez detalló que durante los operativos, no se ha registrado ninguna anomalía con los comerciantes, incluso se ha mantenido el número de enfermedades gastrointestinales, por lo que aseguró que está garantizada la seguridad al comprar estos alimentos y apoyar a los vendedores.

“Se hacen operativos durante todo el año, se les han brindado cursos a los comerciantes y hasta el momento hemos entregado 10 mil certificaciones”, dijo.

Frente a los vecinos hizo un exhorto para tomar medidas de prevención sobre padecimientos típicos de la temporada de calor como las infecciones gastrointestinales y en caso de presentarlas, acudir al Centro de Salud y evitar automedicarse.

En el recorrido se distribuyeron materiales informativos como carteles y volantes donde se explican recomendaciones de cómo identificar que los productos se encuentran en buen estado de conservación.

Por ejemplo, que la carne de pescado sea firme (no debe sumirse al oprimirlo); las escamas deben estar bien adheridas, debe tener un olor agradable y fresco, las agallas deben ser de color rosado o rojizo, los ojos deben ser saltones, brillantes y transparentes, entre otros.

“Si el consumidor detecta en los pescados y mariscos ojos hundidos y pupilas grises, agallas cafés o amarillentas y que la carne es blanda y sin consistencia, no deben consumirlos”, explicó el funcionario capitalino.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS