Demandan a la CDMX por plagio de “biciorugas”

Bicis tándem son de ingenio popular, dice Héctor Serrano, titular de la Semovi
Personal del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) colocó sellos de suspensión a las “biciorugas” usadas por el gobierno de la Ciudad de México para replicar los paseos que realizaba Bicicom, modelo que tiene patente (ESPECIAL)
19/02/2017
01:01
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

La empresa Bicicom demandó al Gobierno de la Ciudad de México por el supuesto uso ilegal de los derechos de autor y patente de las bicicletas tipo tándem, conocidas como “biciorugas”, que operaban en el Zócalo.

Debido a la demanda, desde el 30 de enero las unidades fueron aseguradas por personal del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), por lo que les fueron colocados sellos de suspensión.

En entrevista, el secretario de Movilidad (Semovi) capitalino, Héctor Serrano, afirmó que la idea de las bicicletas tipo tándem ha surgido en diversas partes del mundo, “no es producto del ingenio de ellos, es producto del oportunismo”.

La demanda, realizada el pasado 9 de diciembre ante el IMPI, es contra la Semovi y fue realizada por Donovan Soriano Álvarez en su carácter de cotitular de la empresa Bicicom.

“A finales del año pasado el gobierno capitalino empezó a anunciar las bicicletas tipo tándem como idea suya, usaron publicidad y fotos nuestras promocionando a la ciudad, (…). Es un plagio del modelo de bicicleta, del servicio”, afirmó Donovan Soriano.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Soriano Álvarez relató que el proyecto de biciorugas nació en 2013 como una propuesta de bicicletas comunitarias cuyo objetivo es recuperar el espacio público e integrar a la sociedad.

“Buscamos crecer el proyecto a través de un trabajo de emprendimiento. En noviembre de 2015, la Dirección General de Gobierno nos informó que les había gustado el proyecto, nos dijeron que nos iban a respetar como empresa, lo que querían era levantar la imagen de la Ciudad”, explicó.

Posteriormente se tramitaron los permisos ante la Autoridad del Centro Histórico, y comenzaron a operar desde noviembre de 2015 hasta agosto de 2016, “cuando nos quitaron”.

Soriano acusó que en 2016 funcionarios de la Semovi, entre ellos el subsecretario de Transporte, Carlos Meneses, y la subsecretaria de Planeación, Laura Ballesteros, se reunieron con ellos y minimizaron su proyecto.

“Dijeron que no era cultural porque cobrábamos 20 pesos por viaje, esa cuota era para sobrevivir, (…). Nos dijeron que ahora el gobierno lo iba a realizar a pesar de que les dijimos que era una patente”, externó.

El 15 de agosto, relató, el Gobierno de la Ciudad de México implementó una bicicleta tipo tándem similar a la de la empresa Bicicom con logos y colores institucionales de la CDMX.

“Lo justificaron como un modelo de transporte pero lo que hicieron fue ‘volarnos’ nuestro modelo, hacían la misma ruta, se estacionaban en el mismo lugar, (…). Nosotros seguimos con nuestro trabajo porque teníamos los permisos, pero gente de Semovi llegó y nos quitó”.

Al respecto, Héctor Serrano confirmó que se han llevado a cabo operativos, pues no permitirá que se lucre con el espacio público.

Por su parte, Ballesteros comentó que los ciclovehículos adaptados deben acatar los permisos establecidos en la Ley de Movilidad, y afirmó que hasta el momento, la empresa Bicicom no ha realizado ningún trámite para operar y cobrar.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS