Crónica. Viento quita ilusión de volar a capitalinos

Rachas complicaron maniobras para subir en globo; festival cuenta con "food trucks" y conciertos
El jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, subió a uno de los globos, acompañado de dos niños, para inaugurar el festival. El viento impidió que la atracción ascendiera más de 7 metros. (IRVING OLIVARES. EL UNIVERSAL)
18/02/2017
01:03
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

El viento que en los últimos días derribó más de 100 árboles complicó las cosas, pero no impidió que se realizara el arranque del Primer Festival del Globo en la delegación Cuauhtémoc.

Anoche, luego de ver el primer ascenso de uno de los gigantescos globos, en segundos, una fila de 160 personas apareció en la cancha del Deportivo Cuauhtémoc con el fin de abordarlo y poder subir hasta 10 metros de altura, principal atracción del Primer Festival de este tipo en la demarcación.

“No me dan miedo las alturas”, dijo la niña Belén, de 11 años de edad, valiente, mientras hacía fila junto con su mamá, Beatriz Ugalde, para divertirse y poder subir a uno de los cinco globos aerostáticos que estuvieron disponibles en el deportivo ubicado en la calle Luis Donaldo Colosio, a un costado de la sede delegacional en Cuauhtémoc.

Minutos antes, el jefe delegacional Ricardo Monreal Ávila inauguró el festival y para ello subió a uno de los globos, acompañado de dos niños. Ascendieron unos 7 metros con algunos problemas, pues el personal responsable de maniobrar esta atracción tuvo que esforzarse por controlar la unidad.

“El viento nos hizo una mala jugada”, dijo Monreal Ávila al bajar después de unos segundos, quien añadió que intentarían más tarde volver a volar y afirmó que este sábado habrá mejor tiempo.

No hubo ráfagas como las que se presentaron el jueves pasado en la mayoría de la Ciudad de México, pero para operar las unidades, se requiere que la velocidad del viento no rebase los 30 kilómetros por hora, lo cual impidió que se realizaran más elevaciones anoche.

 

Curiosidad. Otros que acudieron al festival fueron Karen y Armando, habitantes de la colonia Narvarte.

Se enteraron por Facebook de la convocatoria y estaban en esa fila de unas 160 personas que esperaban la mejora de las condiciones atmosféricas para subir.

“Nunca hemos subido a un globo y es caro, por eso ascender hasta 10 metros es una buena experiencia para familiarizarse con esto”, explicó Armando, quien confiaba en poder subir ayer por la noche, pues hoy sábado no podrían volver.

Los organizadores esperaron hasta después de las 20:00 horas pero al final, los asistentes no pudieron elevarse en las unidades debido al viento, lo cual no fue impedimento para que los asistentes pudieran abordar las canastillas en tierra y tomarse fotos.

Para las elevaciones habrá personal de la Dirección de Aeronáutica Civil que supervisará que haya las condiciones climáticas adecuadas para el festival.

La intención es que 4 mil personas puedan gozar de esta actividad sin costo por subir a los globos.

El festival cuenta además con espectáculos de magos, acróbatas y payasos, habrá un concierto del grupo Merengoza y también hay puestos y food trucks que venden distintos alimentos.

El evento es de acceso gratuito, al igual que la atracción de subir a los globos, y continuará este sábado de las 8:00 a hasta las 22:30 horas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS