No era mi intención matar a la agente, afirma albanés

Inicia audiencia por caso de hombre que huyó para evitar araña; asegura que debía retirarse porque su hija necesitaba atención
El detenido presuntamente trató de huir del lugar pues le colocarían un inmovilizador, conocido como “araña”, por no pagar el parquímetro (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
11/02/2017
03:30
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

“No era mi intención privar de la vida a la policía Marisol Cervantes”, declaró en audiencia inicial, el hombre de origen albanés que atropelló a una agente en calles de la colonia Juárez, cuando le intentaban colocar una araña a su vehículo.

El imputado acudió junto con su abogado y un traductor, pues sólo habla 30% el español, a la sala 62 del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, ubicada en la calle de Sullivan, en la colonia San Rafael, delegación Cuauhtémoc.

Aunque no había llegado la ofendida, el juez de Control comenzó la audiencia, la oficial Marisol Cervantes era defendida por un asesor público, quien tomó protesta al momento.

El Ministerio Público comenzó a detallar los hechos que se suscitaron el pasado 7 de febrero en calles de la colonia Juárez, donde el conductor impidió que se le inmovilizara el vehículo a pesar de que se le había vencido el boleto del parquímetro.

“El imputado se sube a la camioneta, momento en que la víctima coloca una carriola metálica, que es la que se utiliza para transportar los inmovilizadores, quedando ella de frente.

“El hombre quien estaba en la camioneta y viendo a la víctima pone en marcha el vehículo, acelera y se dirige hacia donde estaba la mujer, impacta la andadera y esto golpea a la oficial quien estaba de frente y de pie a la camioneta y visible”, relató la Ministerio Público, Rocío Ortega.

“El golpe hizo que la mujer cayera, pero de inmediato se incorporó y volvió a quedar frente al vehículo, lo que no le preocupó al inculpado, pues de nuevo aceleró golpeando por segunda ocasión a la uniformada, golpe que la impulsó a unas motos, pero el conductor se intentó dar a la fuga”, dice.

“Detalló que se realizó un cerco virtual, se revisó por medio de las cámaras la ubicación del vehículo y que el hombre fue perseguido hasta la esquina de Paseo de la Reforma y Havre, donde fue detenido.

“Dice que no va a abrir la puerta y sólo baja la ventanilla preguntando que por qué la detención, si él es extranjero”, señala la MP.

La licenciada Rocío Ortega señaló que hay pruebas en video, testimonio de un testigo, la declaración de la víctima y diversos peritajes que inculpan al hombre de origen Albanés.

Cuando la MP refirió que en su declaración, la víctima consideró que la intención del agresor era atropellarla y matarla —porque las dos veces que aceleró la pudo ver—, el hombre de origen Albanés movía la cabeza en forma de negación.

Casi una hora después, la víctima arribó a la sala de juicios orales, el juez de Control Édgar Jesús Campos Burgos detuvo por unos momentos la audiencia para que la mujer ingresara. En silla de ruedas, con la pierna y brazo izquierdos vendados, Marisol entró para escuchar la audiencia.

Tras terminar de escuchar al MP, el juzgador calificó de legal la detención del conductor de origen Albanés y el Ministerio Público imputó los delitos de tentativa de homicidio calificado y resistencia de particulares. Además fijó al imputado la medida cautelar de presentación de prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Norte.

El abogado defensor solicitó al juez la resolución de su situación jurídica en la duplicidad del término constitucional de 144 horas y señaló que presentará dos testigos además de un video para comprobar la inocencia del imputado, por lo que el Ministerio Público solicitó que el video debe de tener la técnica de litigación, la cual sirve para explicar mejor la prueba.

El juez le preguntó si quería declarar, pues no había hecho su declaración ministerial, por lo que el hombre albanés aceptó pero sólo a contestar las preguntas de su defensor, por lo que sólo dijo que su intención nunca fue matar a la mujer, que no se percató de que la mujer estaba frente a la camioneta porque estaba al pendiente de que no le pusieran el inmovilizador y se tuvo que retirar porque su hija necesitaba atención médica inmediata.

La siguiente audiencia se programó para el próximo martes 14 de febrero, donde el juez habrá de resolver la situación jurídica del imputado; esto es, vinculación o no a proceso, con base en las pruebas que aporte la defensa en las próximas horas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS