Ambulantes pagan a líder de Zona Rosa hasta $300 mil

Depende del giro, cada vendedor entrega entre 200 y 600 pesos al mes; el recurso va a un fideicomiso para apoyar al gremio: Sánchez Barrios
Alrededor de 500 comerciantes de la asociación de Diana Sánchez Barrios se rehúsan a dejar las calles de la Zona Rosa (GERMÁN GARCÍA. EL UNIVERSAL)
01/02/2017
01:05
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

Entre 25 mil y 75 mil pesos semanales pagan alrededor de 500 comerciantes ambulantes en la Zona Rosa a su dirigente Diana Sánchez Barrios, por derecho de piso.

Este monto corresponde a una cuota que, según el giro de la mercancía, varía de los 50 pesos hasta los 150 pesos semanales, es decir que al mes, en promedio, ingresan hasta 300 mil. Esto es que cada comerciante entrega cada mes entre 200 y 600 pesos.

Este recurso, de acuerdo con Diana Sánchez Barrios, dirigente del comercio popular, es ingresado a un Fideicomiso en el banco Santander creado por la Asociación Legítima Cívica y Comercial A.C que actualmente preside la líder Alejandra Barrios Richard, su madre.

Aclaró que los recursos obtenidos son para beneficio de las familias de los comerciantes y no para los dirigentes. Garantiza que el dinero es utilizado para apoyar a la familia de los informales en materia de salud, educación e incluso para solventar los gastos funerarios de algún agremiado.

Sánchez aclaró este Fideicomiso es fiscalizado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Líderes de otras agrupaciones refieren que 60% del ambulantaje lo controlan entre la delegación y el Partido de la Revolución Democrática. El otro 40% restante está entre líderes de Morena, PRI e independientes.

Incluso afirmaron que la organización de Sánchez Barrios cobra de manera diferente a los comerciantes cuando se trata de días festivos.

“Ahora que viene el Día del Amor y la Amistad —el 14 de febrero— pide una cuota de hasta mil 500 pesos. Cuando se dan las romerías, por cada comerciante se llegan a pagar hasta 5 mil pesos”, señalaron los ambulantes.

Pese a ello, la también presidenta del movimiento social ProDiana aseguró que el comercio en la vía pública está organizado y quiere pagar.

“El temor de Zuleyma Huidobro (directora Jurídica y de Gobierno de la Cuauhtémoc) es que deja de ser un negocio porque Vía Pública es quien pasa y cobra a los que llaman independientes y eso es mentira. Hace que cobren cuotas millonarias y que ni siquiera pasan por un recibo”, sustentó.

Argumentó que el comercio y los productos en vía pública son una solución para las familias de bajo ingreso y que necesitan adquirir productos a bajo precio.

Diana Sánchez consideró imprescindible la realización de un padrón definitivo, que haya un tercero que sirva para hacer un diagnóstico fidedigno de la población y los giros que predominan en la zona.

La misma líder de ambulantes, Alejandra Barrios Richard, ha dicho que la informalidad tiene diversos rostros.

No todo es de un giro ni se concentra en un solo lugar. Por ejemplo, es distinta la condición que prevalece en Roma Condesa a la que se vive en estaciones del metro, adentro y afuera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS